De acuerdo con un reporte de la FDA, hubo niños y jóvenes torturados y degollados por militares australianos en Afganistán.

Regeneración, 22 de noviembre del 2020.  El jefe de las Fuerzas de Defensas Australianas (FDA), Angus Campbell, presentó un informe.

Allí señala las acciones que las FDA realizaron en Afganistán entre el 2005 y 2016.

La investigación señala que hubo 39 casos de ejecuciones delictivas, de las cuales, 25 casos están involucrados militares australianos.

«Posiblemente el episodio más vergonzoso en la historia militar de Australia», señaló Campbell.

Sin embargo, se especula que las acciones hechas por los militares australianos, podría ir más allá de lo reportado.

El reporte presentado al inspector general de las FDA, Paul Brerton, hecho por la socióloga australiana Samantha Crompvoets, esta basado en entrevistas hechas bajo la condición de anonimato.

La socióloga señala que las tropas australianas pudieron cometer “un gran número de asesinatos ilegales”.

Se indica que hubo allanamientos ilegales de aldeas, por lo que los campesinos al intentar huir de los ataques, desde los helicópteros se disparaba contra civiles desarmados.

“Correr se convertía en una sentencia de muerte, incluso para mujeres y niños, y las acciones de la persona muerta se registraron como «maniobras tácticas» hacia una posición de disparo o un presunto escondite de armas”.

Jóvenes y niños que eran detenidos, eran llevados a una casa donde por días eran torturados.

Muchos de ellos se encontraban con los ojos vendados, con signos de tortura e incluso degollados o con disparos en la cabeza.

La cifra de abatidos se podría explicar, señala Campbell, era por la competencia de “enemigos” liquidados.