Compartir

La máxima expresión de violencia en contra de las mujeres, feminicidio, ocurrió en contra de Nusrat Jahan, quien murió por quemaduras en el 80 por ciento de su cuerpo

Regeneración, 19 de abril de 2019. Una joven de 19 años murió quemada en Bangladesh después de denunciar haber sido víctima de acoso sexual por parte del director de la madrasa (escuela religiosa) donde estudiaba, informó hoy la policía y aseguró que todos los involucrados en el asesinato fueron arrestados.

La muerte de Nusrat Jahan Rafi ocurrió la semana pasada, cuando fue atraída a la azotea de la escuela y allí sus agresores le pidieron que retirara la queja de acoso sexual que había presentado ante la policía en contra del director, pero como ella se negó, la rociaron con queroseno y le prendieron fuego.

LEER MÁS:  PGJ-CDMX investigará muerte de alumna de CCH bajo protocolo de feminicidio

Rafi murió por quemaduras en el 80 por ciento de su cuerpo, un asesinato que fue condenado por la primera ministra de Bangladesh, Sheikh Hasina, quien prometió procesar a todos los implicados en el deceso, y provocó protestas en el país.

La policía confirmó este viernes que había arrestado a 17 personas por su relación con el asesinato de la joven de 19 años y precisó que uno de los detenidos acusó al director de la madrasa de ordenar que presionaran a Rafi para que retirara la demanda, pero que si se negaba la mataran.

LEER MÁS:  Encuentran a alumna sin vida en CCH Oriente

La estudiante acudió a la policía a finales del mes pasado para denunciar el acoso sexual y un vídeo filtrado a la prensa muestra al jefe de la estación policial local registrando su queja, pero diciendo que eso “no era un gran problema”.

De acuerdo con los testimonios, Rafi fue atada de manos y pies con una bufanda antes de prenderle fuego, pero como la prenda se quemó, ella –aún en llamas-logró bajar las escaleras, fue trasladada con vida al hospital y declaró antes de morir que “el director me tocó, lucharé contra este crimen hasta mi último aliento”.

LEER MÁS:  Difunden pancarta con supuesta amenaza dentro de CCH Oriente

El caso ha provocado indignación dentro y fuera de Bangladesh, donde la primera ministra se comprometió a que “ninguno de los culpables se librará de una acción legal”, de acuerdo con reportes del portal de noticias banglanews24.

Los grupos de derechos humanos dicen que el número de casos de violación y agresión sexual ha aumentado en Bangladesh porque las autoridades no han procesado a los atacantes.

Si quieres informarte más, visita: Regeneración

loading...

Comentar con facebook