Desde 2010 el gobierno de Peña Nieto otorgaba a la FIL de Guadalajara 15 millones de pesos cada año.

Regeneración, 11 de diciembre del 2020. Aunque el presidente de la Feria Internacional del Libro (FIL) de Guadalajara, Raúl Padilla López, indicó que es el “único evento de su tipo autofinanciable en América Latina”, la realidad es que parte de sus recursos han salido del erario público.

La edición de la FIL del 2019 tuvo un costo de 103.9 mdp, mientras que la realizada este año de forma virtual fue de 47 mdp.

Durante la FIL del 2019 los gobiernos de Guadalajara, Zapopan y Tonalá, así como el gobierno del estado y la Secretaría de Cultura Federal otorgaron 12.9 de los 26 mdp que el evento recibió de patrocinios.

LEER MÁS:  Cocodrilo de más de 3 metros ataca a joven en Puerto Vallarta

Durante casi todo el gobierno de Enrique Peña Nieto, la FIL recibió del gobierno federal 15 mdp cada año.

Sin embargo, la situación cambio con la llegada de López Obrador a la presidencia, quien mando a revisar el ejercicio fiscal de 2019.

Lo que explica la animadversión de Padilla en contra del actual mandatario, pues incluso en 2018 mostró su apoyo al candidato Ricardo Anaya.

Durante la edición de 2020 de la FIL presentó un déficit de 24 mdp, que fueron cubiertos con las utilidades de eventos anteriores.

LEER MÁS:  Cocodrilo de más de 3 metros ataca a joven en Puerto Vallarta

“Lo llamamos remanentes, no utilidades, porque nadie se ve beneficiado de ellas más que la cultura”, indicó Padilla.

El dinero entregado por el patronato y por las donaciones de las entidades públicas y privadas, se financia el transporte, comidas y hospedajes de los invitados a la FIL.

Entre la lista de los invitados que más han recibido, se encuentran Claudio Magris (2014), Enrique Vila-Matas (2015) y Carlos Aguilar Camín (2019).

Víctor Castro gana la candidatura de Morena para Baja California Sur

México, Chile, Colombia y Perú acuerdan fortalecer inclusión de la mujer en la economía