Linus Torvalds, creador de Linux se retira para buscar ayuda por ataques de ira

Linus Torvalds ha decidido tomarse un descanso: una pausa con la que espera cambiar su comportamiento, disculparse con las personas a las que ha dañado, y a su vez recibir ayuda

Regeneración, 17 de septiembre de 2018.– Un email enviado este domingo por Linus Torvalds, el creador de Linux, a los desarrolladores del popular sistema operativo, ha causado sorpresa a todo el mundo. Linus Torvalds se retira del desarrollo de Linux para buscar ayuda profesional por sus ataques de ira.
En los últimos meses, los emails y mensajes del creador de Linux a ciertos desarrolladores que habían cometido fallos, en donde gritaba y los insultaba, habían disparado la alarma.
Tanto de forma pública como privada, sus amigos y colegas le habían pedido a Torvalds que se tomase un tiempo de descanso para reflexionar, y finalmente ha aceptado el consejo. Linus Torvalds se retira de Linux para buscar ayuda psicológica por sus ataques de ira.
Linus Torvalds, un genio difícil de tratar
Pero todo eso tiene un precio. Y para Torvalds, ese finlandés estudiante que de repente se convirtió en el rey del mundo, ese precio se ha revelado.
El mal humor y los comentarios incisivos de Torvalds son bien conocidos. No tiene miedo de decir las cosas como son, de soltarle un corte de mangas a algunas de las compañías más poderosas del sector, o de echar para atrás código si no está a la altura de lo que considera que debería ser Linux. Y durante casi tres décadas, eso es justo lo que ha hecho.
La otra cara de la moneda es que trabajar con Linus Torvalds es lo peor. Su actitud es tóxica y sus peleas verbales con el resto de desarrolladores son habituales. Aunque ya hace mucho que no escribe ni una línea de código, todo lo que se añade a Linux tiene que recibir su aprobación; un proceso que puede acabar con la voluntad de cualquiera.
Por su culpa, muchos y muchas han tenido que salir de la comunidad, dedicarse a otras cosas, si les quedaba fuerza de voluntad; si Linus te tiene en el punto de mira, hay pocas posibilidades de que salgas bien parado.
Como digo, esto es algo que todo el mundo sabía, y no han sido pocos los que han apelado a Torvalds para que cambie su comportamiento; todos de manera infructuosa.
El motivo detrás del descanso de Linus Torvalds
Finalmente, y como suele ocurrir, ha sido un problema relativamente menor lo que ha acabado haciendo que Torvalds se derrumbe: con un simple olvido. Torvalds organizó sus vacaciones con la familia, sin acordarse del Maintainer Summit, la reunión de los principales desarrolladores de Linux y, por lo tanto, uno de los eventos más importantes.
Pero,en un correo publicado en la lista de correo oficial de Linux, Torvalds ha revelado que lo peor no fue la vergüenza de olvidarse; lo peor es que en el fondo, no quería ir.
Esa fue la excusa que necesitaba para darse cuenta de que no estaba contento; de que estaba ignorando a la misma comunidad que convirtió su proyecto en lo que hoy es. También afirma que se ha dado cuenta de cómo ha contribuido a un entorno poco profesional. De cómo no ha comprendido las emociones de las personas con las que trabaja.
Y, sobre todo, de cómo los ataques personales, que en su momento justificaba en aras de mejor código para su proyecto, no estaban justificados.
Por todo esto, Linus Torvalds ha decidido tomarse un descanso: una pausa con la que espera cambiar su comportamiento, disculparse con las personas a las que ha dañado, y a su vez recibir ayuda. Una pausa, porque Torvalds no ha dicho adiós a Linux. Él quiere seguir manteniendo Linux, pero sabe que no puede seguir haciéndolo.

LEER MÁS:  Infracción millonaria a Facebook en Alemania por no registrar denuncias
cargando...