Compartir

Durante el segundo debate presidencial, Ricardo Anaya dijo la historia de una mujer deportada, y fiel a su costumbre, mintió.

 

Regeneración, 22 de mayo de 2018.- Una serie de inconsistencias se detectaron en la narración de Anaya sobre su encuentro con una migrante mexicana deportada de Estados Unidos y el famoso costal que presentó durante el debate presidencial del domingo.

Según el candidato acababa de estar en el “albergue de Santa María la Ribera, con Ana Laura, absolutamente destrozada. La deportaron recientemente, se quedaron allá sus dos hijos, uno de 14, uno de 16, está codenada a 20 años a no poder regresar, no lo permitieron ni siquiera hacer una llamada al consulado. Llegó aquí esposada de pies y manos, y lo que le dieron fue este costal para que metiera sus pertenencias”.

LEER MÁS:  Brasil, elecciones: Al borde del nazi-fascismo denuncia Leonardo Boff

Ante sus declaraciones Verificado revisó la historia y no, no se encontró con Ana Laura en el albergue, ni fue deportada “recientemente”, ni llegó esposada de pies y manos.

En primera, el lugar que Anaya visitó es Deportados Unidos en la Lucha, un espacio que da hospedaje a personas que regresaron recientemente de Estados Unidos y no tienen redes de apoyo en México. No es un albergue.

Ana Laura, además, es una de las fundadoras de aquel espacio en Santa María la Ribera, y ella fue deportada desde el 2016, y aunque efectivamente no se le permitió hacer una llamada al consulado, no fue traída esposada.

LEER MÁS:  Critica consejera electoral sentencia contra María Rojo en Coyoacán; ‘Son violentos, no tontos’

“En mi caso, que es el de muchos, se me negó el hablar al consulado, no siguieron el proceso adecuado”, contó la mujer en un video difundido por Facebook.

 

De acuerdo con la mujer, ella misma iba a regresar a México para regularizar su situación cuando un grupo de agentes de Aduanas la obligaron a firmar la orden de deportación “en el mismo avión que ella había pagado”, reportó Pie de Página.

En el mismo video, se puede ver que Ana Laura relata en tercera persona cómo es que muchos connacionales son enviados a México, pero no habla de su experiencia personal.

LEER MÁS:  Secretario general del PAN revela que Anaya dará clases en la Universidad de Columbia

“Nosotros (el colectivo Deportados Unidos) vamos al aeropuerto y le quiero enseñar la manera… esto es con lo que los manda ICE… Aquí al aeropuerto de la Ciudad de México llegan tres vuelos a la semana, los días martes, miércoles y jueves, las cifras oficiales son 135 personas. Y llegan sin nada, esto es lo único que les da ICE, con su número y este costal. ¿Qué pueden traer en este costal? Una muda de ropa. Esto es con lo que viene una persona a México”, explicó en el minuto 18:58.

Lo que la activista narró fue el proceso de deportación que sufren varios mexicanos cuando son enviados a México vía aérea.

Vía Verificado.

Si quieres informarte más, visita: Regeneración

loading...

Comentar con facebook