La esposa de Sax declaró que la verdadera causa del fallecimiento del músico fue por negligencia médica

Jessica Franco Landero narró lo que tuvo que pasar su esposo Sax en el hospital

Regeneración, 15 de marzo de 2021. Después de la noticia sobre el fallecimiento de Sax de la ‘Maldita Vecindad‘, su esposa Jessica Franco Landero declaró que el verdadero motivo de la muerte de Sax fue negligencia médica.

Jessica Franco declaró en el programa Ventaneando que toda su familia sufrió el Covid-19, sin embargo tuvieron que llevar a Sax por falta de oxígeno.

Antes de hospitalizar al músico, Franco Landero mencionó que llevó el archivo clínico de su esposo para que continuaran con un tratamiento que controlaría el daño renal y de la columna de Sax.

«Nos piden el resumen clínico donde decía que no le podían quitar sus medicamentos, (…), sin embargo, ahí le quitaron todo su tratamiento» aseveró.

La negligencia médica que pasó Sax

Durante las declaraciones, la viuda de Sax también mencionó que el artista ya había pasado la peor etapa del Covid-19. «Ni siquiera se entubó, las complicaciones graves las vivió en casa».

Ante esa revelación, los presentadores se sorprendieron por lo que tuvo que vivir, a lo cual, Jessica Franco argumentó fue «(…) Negligencia total. Le quitaron todo su medicamento, yo les di los medicamentos en la mano y llevé el expediente de su tratamiento».

La viuda de Sax explicó que habló con todo el personal de la Clínica 72 del Seguro Social donde estuvo internado el músico para pedir que le dieran el medicamento.

A pesar de los intentos y escritos que realizó la esposa de Eulalio Cervantes, no logró que los médicos le permitieran dar el tratamiento al artista para estabilizarlo.

«Dentro de todas sus gravedades todas las teníamos al cien controladas» argumentó la viuda de Sax, señalando que el daño renal y la bacteria que tenía alojada en la columna estaban siendo controlados.

Finalmente, Jessica Franco Landero rogó que le suministraran el medicamento para que se estabilizara y pudiera despedirse de él.

Los médicos lo hicieron y reaccionó el músico, al poco tiempo él la llamó para contarle que le habían dicho que ya se estaba muriendo.

Ella narra que trató de calmarlo, decirle que ignorara lo que le decían y que todo iba a estar bien. Luego acordó una visita al día siguiente, sin embargo, en la noche sufrió un paro respiratorio.

Para concluir con esto, la viuda de Sax comentó que está tranquila porque el compositor dejó más de 100 canciones grabadas y un disco preparado para sus fans. Con esto, Jessica Franco piensa que el legado del artista continuará por muchísimo tiempo.