Mujeres indígenas rapean contra el machismo y los megaproyectos

Zara y Janeidy decidieron utilizar su voz para difundir las luchas de sus pueblos y de las mujeres contra la violencia de género. 

Regeneración, 25 de noviembre de 2017.- Mujeres indígenas llegaron al Museo Universitario del Chopo para hablar sobre feminismo y la violencia de género dentro y fuera de sus comunidades, además para difundir el trabajo contra los megaproyectos que han intentado instalar en sus pueblos.

Zara Monrroy, una mujer proveniente de la comunidad Comca’ac de Punta Chueca, Sonora, es rapera y comenzó a cantar para “difundir nuestra cultura y tradición, sobre todo entre los jóvenes, porque allá escuchan música de fuera que a veces ni entienden, porque no hablan inglés, pero la prefieren a los cantos en nuestra lengua”.

La joven relató que cuando comenzó a cantar no fue bien vista en el pueblo pues “había abuelas y abuelos cantores que no estaban de acuerdo con la fusión musical que estaba haciendo, y con el paso del tiempo, cuando vieron que mi intención era buena, aceptaron. Ahora nos tenemos un respeto mutuo”.

Zata provecha sus letras para difundir sus “vivencias y las tradiciones de nuestro pueblo, pero a ellos también les hablo de cómo es la gente en otros lugares, de las injusticias que se cometen… sobre todo en temas de mujeres”.

Con sus versos quiere dar a otras mujeres “mensajes para que cambien su situación, porque todos los pueblos originarios, al igual que en el resto del mundo, hay mucho machismo”.

Pero no sólo es la música, Zara tiene en mente el proyecto de una biblioteca comunitaria en Punta Chueca “para que las mujeres aprendan a leer y platiquen, porque como nunca han salido no conocen cómo es el mundo y creen que están bien así, sólo en su casa, con hijos, pero ellas tienen muchas capacidades para ser lo que quieran y tienen que saberlo”.

Janeidy Molina, es otra joven que, con su voz, difunde lo que pasa en su pueblo. Ella es originaria de Desemboque de los seris, Sonora.

“Yo me inspiro mucho en las experiencias de cómo mi pueblo enfrenta problemas con empresas mineras, y hago música para jalar la atención de los más jóvenes, pues de otra forma casi no se interesan en el trabajo que estamos haciendo en la defensa de territorio”, dijo.

Es la única que se dedica a la difusión de la lucha contra megaproyectos de su pueblo y por ello los miembros del concejo de ancianos y gobernantes tradicionales la han apoyado.

Su trabajo difunde también la importancia de las mujeres en la lucha por la defensa del territorio.

Tanto Zara como Janeidy participaron en el conversatorio “Participación de mujeres en la indígena contemporánea” y actuaron en el Museo Universitario del Chopo, en el marco del festival de música indígena contemporánea Estruendo Multilingüe, que tendrá actividades hasta este 26 de noviembre.

 

 

Con información de Animal Político

Comentar con facebook