Opinión: El ocaso de los vende patrias

Por Ramiro Padilla

RegeneraciónMx.- Mucho se ha hablado del asunto este de los vendepatrias. No es para nada nuevo, ha estado presente desde la conquista. Como no recordar a aquella esclava vendida a los españoles, la famosa Malinche, cuyos favores prestados derivarían en el famoso y mexicanísimo término: “malinchismo”.

Pero ese es un tema que quizá pueda tratar en futuras entregas. Como lo dice el título de esta colaboración, hoy me centraré en una de las vertientes del malinchismo mexicano, los famosos vendepatrias.

Hace un par de años, en una colaboración que hice para Sin Censura, hablábamos del tema de la reforma eléctrica. Justo en esos días, en Texas, un gigantesco apagón se había llevado la vida de decenas de personas. Investigando un poco se descubrió que toda o la inmensa mayoría de la energía creada en ese estado era generada por particulares. No solo no pudieron cumplir el contrato que se les había asignado a cabalidad, sino que algunas facturas resultaron exorbitantes para sus clientes:

https://www.jornada.com.mx/notas/2021/02/26/politica/energia-privada-en-texas-28-mil-mdd-mas-cara-que-la-publica/

 De manera curiosa, en México nos planeábamos la necesidad de retomar el papel rector del estado en la generación de energía. No podía haber un ejemplo más claro que el de los texanos. Pero en México descubrimos que hay una bancada dispuesta a sacrificar a sus propios compatriotas para preservar los intereses de las empresas privadas extranjeras. En otro país esto sería simple y llanamente traición a la patria, pero acá se les conoce como diputados de la oposición. Hubo un intento de reforma pero al no obtenerse la mayoría calificada, se tuvo que recurrir a la suprema corte de justicia.

Este es solo un botón de muestra de cómo la derecha mexicana ha operado históricamente para los intereses mexicanos.

https://www.jornada.com.mx/2022/01/21/economia/018n3eco#:~:text=La%20Jornada%3A%20Iberdrola%20ha%20recibido%20subsidios%20por%2056.1%20mil%20mdp&text=Datos%20de%20la%20Comisi%C3%B3n%20Federal,mil%20175%20millones%20de%20pesos.

No solamente no han invertido en infraestructura en el país sino que han sangrado al país con decenas de millones de miles de pesos. Su principal operador resultó el ex presidente mexicano Felipe Calderón (una raya más al tigre) cuya secretaria de energía, Georgina Kessel, en un claro conflicto de interés, se fue a trabajar a la compañía española al terminar su mandato al igual que Calderón.

Este es un claro ejemplo del entreguismo de esa clase política. Como no olvidar a otra organización como “Mexicanos contra la corrupción” cuyo guía visible, el infame Claudio X González operaba de manera descarada para una organización de Estados Unidos:

Los gobiernos neoliberales se dedicaron no solo a vender y rematar lo bienes de la nación, sino a convencer a nosotros los robados, que era por nuestro bien. Esto tiene un significado más profundo.  Para seguir abusando de los recursos naturales de nuestro país había que convencer (obvio está) por medio de la educación, a aquellos que aspiraban a un nivel más alto de vida. De repente, y para no variar, en el mismo sexenio de Felipe Calderón se estableció un ataque frontal a la escuela pública:

LEER MÁS:  Zipizape en el PRD, toman sede nacional por falta de pago a trabajadores

https://www.laizquierdadiario.mx/El-neoliberalismo-en-la-escuela

de este artículo rescato dos párrafos reveladores:

En su discurso en México, el 19 de octubre del 2010, Ángel Gurría, secretario general de la OCDE, anticipó los planes para generar una mano de obra profundamente precarizada:

“…si México lograra reducir las disparidades en el desempeño escolar y lograr un mínimo de 400 puntos en la prueba PISA para todos sus alumnos, podría registrar un aumento del PIB del 1200 % en el año 2090. Esto sería un avance enorme.”.
Y concluyó: “Sólo así, México logrará que sus jóvenes desarrollen su pleno potencial, encuentren un buen empleo y ayuden a incrementar la productividad laboral, la competitividad y el crecimiento de la economía mexicana.”

Era simplemente hacer al país una gigantesca maquiladora, una distopía al estilo de Un mundo feliz donde solo existieran Alphas betas y epsilones;

“En la década de los 80, inherente a la ideología neoliberal, este organismo se propuso la búsqueda de la “calidad” al estilo empresarial. Supuso una mayor transformación del ámbito escolar en función del adoctrinamiento capitalista –la cual pretendió sacrificar– de los contenidos educativos, los factores culturales, sociales y humanísticos. La educación debe limitarse a lo básico para leer y comprender los manuales de trabajo, con la intención de generar mano de obra calificada y barata, al mismo tiempo que bloquea el acceso de las grandes mayorías al conocimiento crítico y social.”

Como señala el escritor catalán Xavier Diez: “Sin pensamiento crítico, hay dominación y explotación asegurada. La erradicación de las humanidades impide tomar conciencia de la propia condición, toma el pensamiento y el lenguaje a la masa creciente de desposeídos y facilita la tarea de dominación a la minoría beneficiaria del sistema”. 

Como se demuestra, la idea era armar toda una estructura para que la clase dominada se convirtiese en vende patria sin siquiera saberlo.

Por ello la proliferación de las escuelas privadas cuyos profesores habían sido educados en las formas e ideas del imperio norteamericano. Actuarían como actúa un negocio de multinivel y en varios estratos. Los más capaces gobernarían, los intermedios darían clases, los intelectuales proveerían el marco teórico para el saqueo y los menos capaces se convertirían en influencers, presentadores de noticias y twiteros.

LEER MÁS:  “A México se le respeta”; Gerardo Fernández Noroña presenta denuncia contra Daniel Noboa ante la FGR

Pero había una parte de la ecuación que presentaba una interrogante. Los vende patrias no consideraban que las sociedades evolucionan, y no imaginaban tampoco que la población en general se cansaría del saqueo.

De aquella promesa fallida de llegar al primer mundo de la mano de Carlos Salinas de Gortari, pasamos a la pesadilla del sobre endeudamiento, fobaproa, guerra contra el narco y uno de los salarios mínimos más raquíticos del mundo.

Pero este no era solamente un fenómeno local, sino mundial. Incluso el gobierno más poderoso del mundo le había dado el poder a un excéntrico millonario y estrella de la televisión, cuyo principal lema fue; “America first” dejando de lado la vocación globalista para regresar al nacionalismo.

La educación neoliberal entonces estaba diseñada para cultivar la baja autoestima del mexicano a través de su comparación con todo lo norteamericano, negándonos la posibilidad de construir lo nuestro.

En el 2018 dimos un golpe de autoridad  y nos dimos cuenta que teníamos el poder de construir lo nuestro fuera de dogmas extranjeros. Esto no le gustó a la élite vende patrias que ya nos estaba llevando a un nuevo tipo de feudalismo con sus compañías convirtiéndose en las nuevas tiendas de raya ¿Recuerda usted aquello de los abonos chiquitos?

El ocaso de los vende patrias ocurrió cuando descubrieron que el voto de una obrera de la maquila en Ciudad Juárez,  el de un indígena de la sierra de Oaxaca, el de un taxista, valían exactamente lo mismo que gente de la calaña de X.González.

Por primera vez en nuestra historia nos descubrimos capaces de tener el destino en nuestras manos. Hoy mismo se enfrentan batallas en el sistema judicial, en la cámara de diputados, en el senado, pero son batallas que tarde que temprano se ganarán, porque una cosa tenemos clara la mayoría de los mexicanos, nunca regresaremos a un sistema de saqueo como el que tuvimos con todos los regímenes neoliberales.

Es un lujo que no nos podemos dar. Construiremos una ciudadanía fuerte que permita recordar a todos estos vende patrias que el pueblo mexicano es mucha pieza.

Nos vemos la próxima semana.

Sigue a Ramiro Padilla en Twitter como @ramiroatondo