Compartir

La máxima autoridad en verificación de datos, Hacienda, no detectó que una de las empresas que contrató realizó servicios fantasmas por los que cobró una millonada.

 

Regeneración, 07 de septiembre de 2018.- El organismo del gobierno mexicano para detectar fraudes y recaudar impuestos, el Servicio de Administración Tributaria (SAT), de Hacienda, firmó un contrata por mil 700 millones de pesos, con una empresa que simulaba servicios.

Por increíble que parezca, la unidad fiscalizadora federal, fue defraudada por una empresa llamada Centro de Productividad Avanzada SA de CV (Cepra), que entre 2016 y 2017, simuló realizar una serie de servicios en computadoras de la dependencia hasta que el 30 de marzo de 2017, tras denuncias, se le retiró el contrato.

Cepra ganó en marzo de 2016 un concurso abierto a varias empresas para administrar puestos de servicio del SAT, lo que incluía arrendar equipo de cómputo, su instalación y configuración.

LEER MÁS:  Senadores gastaron 132 millones sólo en comidas legislativas durante el sexenio

Empezaron con el pie izquierdo

Desde que se presentaron los resultados de la licitación, varias empresas impugnaron la decisión del SAT y se inició una investigación interna que concluyó que Cepra, y otras compañías habían presentado información falsa, pero de todas maneras se otorgó el contrato a Cepra.

Según un análisis de la Auditoría Superior de la Federación (ASF), Cepra no logró acreditar la existencia de los 902 centros de servicio que ofreció en el contrato.

Los auditores de Cepra, visitaron 14 de los supuestos centros de servicio y lo que encontraron es que 9 de ellos no eran un centro de servicio y las personas que abrieron negaron saber de qué se trataba el asunto; en uno más nadie abrió y en otro la dirección era inexistente. En sólo dos de los 14, los auditores fueron recibidos, pero no se encontró “ningún reporte, bitácora o documentación que acrediten los servicios otorgados”.

LEER MÁS:  Diputados anteriores arrasaron con 614 mdp y dejaron en ceros cuentas del Congreso

De los servicios que se ofertaron, Hacienda canceló el contrato de manera anticipada, con lo que se logró recuperar 340 mil pesos de la operación, nada comparado con los mil 700 millones de pesos que costaba en total.

Esta no era la primera vez que Cepra tenía problemas con sus negocios en el gobierno, en diciembre de 2016, poco antes de convertirse en proveedora del SAT, Pemex dio a conocer que sancionó a Cepra.

Aunque sus contratos están llenos de irregularidades, la compañía ha obtenido 4 mil 935 millones de pesos en contratos con el gobierno federal.

LEER MÁS:  Impedirá Morena bonos de ‘bienvenida’ de casi 400 mil pesos por senador: Martí Batres

Al respecto habló para BuzzFeed, uno de los integrantes del Comité de Participación Ciudadana del Sistema Nacional Anticorrupción, Luis Pérez de Acha, quien señala como sospechosa la otorgación de contratos a Cepra.

“Se trata de una empresa muy sospechosa, si no es fantasma es muy sospechosa”, dijo.

“En muchos casos lo que se hace es simular contratos de prestación de servicios profesionales, de capacitación o de servicios relacionados con computación e informática como es en este caso del SAT. Es la forma más eficaz para simular las operaciones, lo que hacen es fabricar expedientillos donde supuestamente se encuentran los servicios que les han pagado las empresas públicas”.

Si quieres informarte más, visita: Regeneración

loading...

Comentar con facebook