Sebastián Piñera gana las elecciones presidenciales de Chile

Sebastián Piñera es el ganador de las elecciones presidenciales de Chile, lo que llevará al país por un camino de derecha por los próximos cuatro años

Regeneración, 17 de diciembre de 2017.- Sebastián Piñera se perfiló como el ganador de las elecciones presidenciales de Chile con el 99,93% de los votos escrutados en la segunda vuelta electoral de este domingo, lo que llevará al país latinoamericano por un camino de derecha por los próximos cuatro años.

La carrera presidencial se había desarrollado entre el expresidente Piñera (2010-2014), líder de la nueva coalición de centroderecha “Chile Vamos”, y el candidato oficialista, Alejandro Guillier, representante de la agrupación oficialista de centroizquierda “Nueva Mayoría”.

Piñera obtuvo el 54.58% de los votos mientras que Guillier obtuvo el 45.42%. Ambos competidores habían obtenido más sufragios en la primera vuelta, indica BBC.

LEER MÁS:  AMLO muestra los apapachos a intelectuales con gobiernos neoliberales

Piñera dijo que los resultados de ambas vueltas electorales fueron sorprendentes: en la primera vuelta obtuvo menos votos de los que creía su equipo, mientras que en la segunda vuelta “obtuvimos más votos de los que creíamos”.

Sobre su oponente, dijo que le tiene “un gran aprecio y cariño” y se mostró seguro de que ambos seguirán trabajando juntos en el futuro. “Alejandro Guillier tiene una extraordinaria mujer y una hermosa familia, y eso es lo más importante después de Dios en esta vida”, expresó el ahora presidente electo, citado por el medio RT.

La actual presidenta de Chile, Michelle Bachelet, felicitó a Piñera y le dijo “usted y yo queremos a Chile, queremos a nuestro país, queremos lo mejor para todos”, en una conversación telefónica.

LEER MÁS:  AMLO muestra los apapachos a intelectuales con gobiernos neoliberales

Por su parte, el candidato de Nueva Mayoría reconoció su derrota, felicitó a su contrincante y agradeció a los millones de chilenos que le entregaron su confianza.

Guillier se comprometió a “seguir trabajando por el Chile en el que creemos”.

“Esta es una derrota electoral, pero no va a ser una derrota política si somos capaces de levantar nuestra fuerza, nuestras convicciones y nuestro compromiso con Chile”, dijo “en esta jornada dolorosa” el candidato oficialista.