Plantas medicinales mexicanas en la modernidad, usos y beneficios

Desde un dolor de cabeza hasta una úlcera, o un cáncer, miles de toneladas de plantas medicinales se comercializan al mes en el país generando empleos para las familias campesinas, rurales y urbanas
 
Por Lilia Santana Moreno – LGE

30 de julio 2014.-El uso de las plantas puede prevenir las enfermedades según especialistas. Además de formar parte de las costumbres mexicanas, actualmente se hacen avances para curar el cáncer.

achiote

Algunos usos y tratamientos de las plantas Aile, encino, arnica, capitaneja, achiote y el copal son los predilectos en diferentes regiones.

El biólogo Mauricio González Ferrara declaró que “las plantas medicinales pueden prevenir hasta en un 80% las enfermedades que las personas padecen hoy en día”, según el periódico el Universal, el 3 de julio del 2014.

Desde hace más de 25 mil años el hombre estudia sus propiedades curativas, haciendo de éstas, una fuente primordial para mejorar su calidad de vida.

La presencia de la herbolaria a lo largo del territorio mexicano es un hecho evidente; su utilización, en muchas ocasiones representa el recurso terapéutico más frecuente que atiende los padecimientos propios de cada región, según un estudio de la master en ciencias Abigail Aguilar, y los biólogos María Edith López Villafranco y Santiago Xolalpa Molina, publicado por el organismo no gubernamental Yolpahli.

De acuerdo al documento, desde la época prehispánica la población utilizaba la flora medicinal y trasmitió directamente sus conocimientos; también había médicos -llamados Titicitc que plasmaron en libros la base de los descubrimientos de la herbolaria actual. Por citar algunos libros, el Libellus delibus indorum herbis del médico curandero Martín de la Cruz, fechado en 1552; la Historia General de las Cosas de la Nueva España de Fray Bernardino Sahagún escrita en 1548.

LEER MÁS:  Dr. Atl, pintor excepcional de los volcanes de México

Sin embargo, en los últimos 20 años, las plantas medicinales se diversificaron exponencialmente debido a la comercialización, o por continuar la práctica medicinal antigua. Además las investigaciones científicas dan sustento a su efectividad ya que su campo científico se extendió a la identificación química de principios activos para elaborar medicamentos, desarrollo biotecnológico de fitofármacos y la homeopatía entre otros usos.

Según el estudio de tratamientos populares, de las investigadoras de Yolpahli, cada grupo humano conoce su entorno vegetal y ha desarrollado su propia clasificación en materia de herbolaria.

Dentro de las plantas medicinales de bosque mesofilo de montaña se encuentra el ‘aile’, localizado el Distrito Federal, Estado de México, Hidalgo, Morelos, Oaxaca, Querétaro, Sinaloa y Veracruz. Se usa para tratamiento fiebre; un trozo de la corteza del árbol se hierve y se toma una taza, o bien, se utilizan las hojas frescas, fritas con aceite rosado, colocadas en el estómago y en la planta de los pies. También la cocción de hojas de aile se emplea para lavar las heridas, aplicándose en fomentos para desinflamar golpes.

El «encino» se encuentra en Chiapas, Durango, Estado de México, Hidalgo, Sinaloa, Veracruz. Se usa para problemas de la boca como son: dolor de muelas, sangrado de encías y dientes flojos para ello se prepara una cocción con la corteza y se hacen buches. En caso de heridas la cocción se emplea para lavar la zona afectada.

LEER MÁS:  'Analistas' acusaban decrecimiento del -2% del PIB, creció .1%

En los bosques de conífera y encinos el «arnica», se encuentra en Distrito Federal, Estado de México, Guanajuato, Guerrero, Hidalgo, Jalisco, Michoacán, Morelos, Nayarit, Puebla, Querétaro, San Luis Potosí, Tlaxcala, Veracruz. Se usa para tratamiento de heridas. Se emplea toda la planta hervida, y con el agua se lava la parte afectada. Se recomienda tomar en caso de presentar tos y moretones.

La cocción de árnica se ha utilizado en gárgaras para tratar la irritación de garganta y amigdalitis.

La «capitaneja», se encuentra en Chihuahua, Distrito Federal, Estado de México, Durango, Jalisco, Michoacán, Nayarit, Puebla, Querétaro, San Luis Potosí, Tlaxcala. Se usa para infecciones vaginales son tratadas con el cocimiento de la planta, administrada en lavados vaginales. El cocimiento también se emplea para lavar heridas y enjuagar el cabello para evitar su caída.

En el bosque tropical caducifolio se dan el «achiote» y se encuentra en Chiapas, Michoacán, Oaxaca, Puebla, Sinaloa, Tabasco, Veracruz, Yucatán. Las semillas se utilizan en algunas regiones del país en la atención de quemaduras, úlceras o granos en la boca, dolor de cabeza, inflamación de anginas, “brotar el sarampión en niños”, contraveneno en la intoxicación con el piñón tropical, entre otros.

LEER MÁS:  Hermann Hesse, misticismo oriental y la búsqueda del yo

El «copal», nace en Chiapas, Campeche, Colima, Durango, Estado de México, Hidalgo, Jalisco, Morelos, Michoacán, Nayarit, Oaxaca, Querétaro, Sinaloa, Sonora, Veracruz, Yucatán. Las hojas y la corteza son recomendadas para calmar la tos, gripe, bronquitis, enfermedades uterinas, dolor de cabeza, “calentura”, úlcera, granos, caída del cabello y blanquear la cara.

El biólogo Erick Estrada Lugo, profesor de Fitotecnia en la Universidad Nacional Autónoma (UNAM) de Chapingo, experimentó con las plantas medicinales Cuachalalate y el Guayule y observó que reducen la velocidad del crecimiento de las células cancerígenas y actúan como antiinflamatorios en pruebas realizadas en animales, informó en su Noticiero de la Salud, el 19 de junio del 2014.

En un análisis de 2009, Estrada destacó que en México, “al menos el 90 por ciento de la población usa las plantas medicinales; de ese 90 por ciento, la mitad usa exclusivamente las «yerbas» para atender sus problemas de salud; el otro 50 por ciento, además de las hierbas medicinales, usa la medicina alópata», según la revista digital de la UNAM.

En el aspecto económico según el biólogo, considerando todos los mercados regionales, y las empresas naturistas donde se vende hierbas medicinales, señaló una comercialización de 3.500 toneladas de plantas medicinales al mes en todo el país, además destacó que genera miles de empleos para las familias campesinas, rurales y urbanas.

cargando...