El caso de Verónica, su marido e hijos es un trágico ejemplo de que uno no debe esperar si tiene síntomas de covid-19 y acudir lo antes posible al hospital

Por ocultar que tenía covid-19 falleció toda su familia

Regeneración, martes 2 de febrero, 2021. Una mujer de Venezuela ocultó a su familia su contagio de covid-19 y, con el contacto, gradualmente, en menos de dos meses, todos lamentablemente fallecieron. Por Dante García Berlanga, @limpicatto.

El caso de Verónica, su marido e hijos es un trágico ejemplo de que uno no debe esperar si tiene síntomas de covid-19 y acudir lo antes posible al hospital.

Los hechos iniciaron en la segunda semana de diciembre de 2020. de acuerdo con el diario local La Nación, Verónica García Fuentes, de 36 años, comenzó con los síntomas usuales del covid-19: fiebre, tos y malestar general.

El 17 de diciembre le hicieron la prueba rápida del covid-19 en el Centro de Diagnóstico Integral en ciudad de Táriba, capital de Cárdenas, estado Táchira. Dio positiva.

La mujer se aisló en su casa, pero no reveló a su familia el resultado de la prueba. En su domicilio vivía con su esposo, José, de 33 años, su hija Nicol, de 17 y los mellizos Jhoneider y Jhoneiker, de cuatro años.

El 20 de diciembre se hizo otra prueba, la de PCR, en un laboratorio privado, y el resultado fue otra vez positivo. Inició un tratamiento en casa con un médico privado en lugar de acudir al hospital o decírselo a su familia, quienes creyeron que tenía «una gripe muy fuerte».

LEER MÁS:  Estas son las entidades que iniciarán vacunación de maestros contra Covid-19
Fiesta en Cordero

Siete días después el esposo salió a una fiesta familiar en Cordero, capital de Andrés Bello, también en Táchira, a unos 13 minutos en auto de su domicilio.

Verónica decidió no ir, pero su cuñada, Mariela relató:

«Él se fue a la reunión. Las fiestas están prohibidas, pero se reunieron, quizá unas 20 o más personas. Tomó licor, habló con amigos, cuando recibió una llamada telefónica de su esposa, donde le dijo que se regresara a la casa, que no compartiera [conviviera] con nadie, porque ella tenía covid y él podía estar infectado».

Ya en enero, el estado de salud de Verónica se complicó, por lo que su familia la llevó a un hospital privado pues «teme ir al Hospital Central».

La familia entera dio positivo al covid-19 en la prueba PCR, Verónica resultó activa, con neumonía, y los demás, asintomáticos.

Por esa razón reposaron todos en casa, pero la mujer tuvo que ser hospitalizada de emergencia el jueves 14 luego de que su salud deteriorara. A los días fue intubada, indica el medio.

El sábado 16 la salud de José empeoró también y fue hospitalizado. Tenía daño en los pulmones, como mostró una radiografía de su tórax. «El médico sabía que estaba enfermo y que no había recibido el tratamiento adecuado«, relató Mariela.

LEER MÁS:  Este año estaría aprobada la vacuna Patria
La muerte de Verónica

Mientras tanto, los niños, Nicol, Jhoneider y Jhoneiker quedaron bajo el cuidado de una persona de confianza.

El lunes 18 de enero Verónica falleció, y al día siguiente, su esposo, José, murió también, sin haber conocido el destino de su esposa.

La joven de 17 años, Nicol, quien había comenzado a presentar dolores de cabeza en días anteriores, se complicó el día del funeral de sus padres, por lo que parientes decidieron llevarla a un hospital. Sin embargo, durante el trayecto en auto, su corazón dejó de latir.

Sólo quedaron los mellizos Jhoneider y Jhoneiker bajo el cuidado de una mujer de confianza y otros parientes.

El miércoles 27, los niños fueron ingresados al Hospital Central de San Cristóbal. «El reporte médico indicó que los dos tenían bronconeumonía«, explicó Mariela. Ese mismo día, los dos hermanos fallecieron.

De acuerdo con La Nación, la terrible tragedia duró 42 días, menos de dos meses desde que Verónica dio positiva a covid-19.

El medio indica que la gente que estuvo en contacto con esta familia actualmente recibe tratamiento médico para evitar cualquier complicación de salud.