Compartir
Periodista del Washington Post, habría sido asesinado por órdenes del príncipe heredero de la corona de Arabia Saudita, Mohammed bin Salman

Regeneración, 17 de noviembre del 2018. Khashoggi, crítico del gobierno saudí y columnista del Washington Post, murió en el consulado saudí en Estambul el 2 de octubre, cuando acudió a la misión diplomática a buscar unos documentos que necesitaba para contraer matrimonio con una mujer de Turquía.

La agencia Reuters, señaló que una fuente de la Central de Inteligencia Norteamericana (CIA), confirmó los indicios de que el príncipe heredero saudita ordenó el asesinato del periodista.

Lo dicho por la CIA pone en entredicho los esfuerzos Sauditas de desligar de los hechos al príncipe.

Cabe recordar que el 2 de octubre pasado el periodista Khashoggi acudió a un consulado de Arabia Saudita en Turquía y desapareció.

En un primer momento Arabia Saudita informó que el periodista había abandonado el consulado minutos después de ser atendido.

Sin embargo, en el transcurso de estas semanas se han ido confirmado las versiones que señalaron el asesinato del reportero.

Al menos 15 personas habrían participado en su asesinato y descuartizamiento; incluso se afirma, mientras aún estaba vivo.

Tras semanas de contradicciones, ahora, el gobierno de Arabia Saudita ha detenido y quiere pena de muerte “para cinco sospechosos” de asesinar a Jamal Khashoggi.

Arabia Saudita reconoce estrangulamiento “por error” y descuartizamiento

En la versión ahora aceptada por Arabia Saudita, Jamal fue agredido por 15 funcionarios de ese país en dentro de su consulado en Turquía.

LEER MÁS:  Mañana firma de tratado México-EU-Canadá (MEC)

Ahí, el periodista fue estrangulado accidentalmente para tratar de obligarlo a regresar al reino de Arabia.
Se precisa que el accidente ocurrió al aplicar “una llave de estrangulación”.

Además las autoridades sauditas han reconocido también que el cuerpo del reportero fue descuartizado y sus restos sacados del consulado.

Las revelaciones de la CIA

Como se destaca en los medios, Arabia Saudita es una monarquía con férreo control en sus funcionarios y súbditos.

En general tanto políticos como medios de comunicación dudan que el príncipe heredero no supiera de la orden de asesinato.

Pero la CIA revela que:

El periodista Khashoggi habría recibido una llamada de otro príncipe quién le indico que viajara desde los Estados Unidos hasta el consulado Saudita en Turquía.

Se trata del hermano del príncipe heredero y embajador de Arabia Saudita en Estados Unidos, príncipe Khaled bin Salman.

Khaled garantizó en su conversación telefónica con el periodista, que no correría ningún riesgo.

16 de octubre del 2018: Periodista del Washington Post descuartizado vivo en consulado de Arabia Saudita

Periodista Jamal Khashoggi tardó siete minutos en morir, antes fue golpeado, le inyectaron una sustancia y luego un forense lo descuartizó aún vivo en el consulado de Arabia Saudita en Turquía

LEER MÁS:  Investigan video de supuesto integrante del CJNG que advierte ataque en Consulado

Regeneración, 16 de octubre del 2018. El periodista Jamal Khashoggi, destacado periodista y columnista del Washington Post, había estado viviendo en el exilio autoimpuesto en Washington, DC. Cuando acudió a la embajada de Arabia Saudita en Ankara la capital de Turquía, fue arrastrado en presencia del cónsul Saudí, golpeado, se le inyectó una sustancia desconocida y un forense perteneciente al gobierno de Arabia Saudita lo descuartizó cuando aún se encontraba con vida.

Khashoggi fue arrastrado desde la oficina del cónsul general en el consulado saudí en Estambul y sobre la mesa de su estudio al lado, dijo una fuente turca al periódico norteamericano Middle East Eye (MEE).

Gritos horrendos fueron escuchados por un testigo en la planta baja, dijo la fuente.

“El propio cónsul fue sacado de la habitación. No hubo ningún intento de interrogarlo. Habían venido a matarlo”, dijo la fuente a MEE.

Los gritos cesaron cuando Khashoggi, quien fue visto por última vez en el consulado de Arabia Saudita el 2 de octubre, fue inyectado con una sustancia aún desconocida.

Salah Muhammad al-Tubaigy, quien fue identificado como el jefe de pruebas forenses en el departamento de seguridad general de Arabia Saudita, fue uno de los 15 miembros del equipo que llegaron a Ankara ese mismo día en un avión privado.

LEER MÁS:  Senado de EU por retiro de fuerzas armadas en Yemen

Tubaigy comenzó a cortar el cuerpo de Khashoggi sobre una mesa en el estudio mientras estaba vivo, dijo la fuente turca.

El asesinato tomó siete minutos, dijo la fuente.

Cuando comenzó a desmembrar el cuerpo, Tubaigy se puso los auriculares y escuchó música. Aconsejó a otros miembros del escuadrón que hicieran lo mismo.

“Cuando hago este trabajo, escucho música. También deberías hacer [eso] ”, dijo Tubaigy, según dijo la fuente a MEE.

Se ha entregado una versión de tres minutos de la cinta de audio al periódico turco Sabah, pero aún no la distribuido.

Otra fuente turca dijo al New York Times que Tubaigy estaba equipada con una sierra para huesos.

Él figura como presidente de la Asociación Saudita de Patología Forense y miembro de la Asociación Saudita de Patología Forense.

Estos son los primeros detalles que surgen del asesinato del periodista saudí.

Khashoggi fue visto por última vez en el consulado de Arabia Saudita en Estambul el 2 de octubre.

Hasta la fecha, los funcionarios saudíes han negado enérgicamente cualquier participación en su desaparición y dicen que abandonó el consulado poco después de llegar.

Sin embargo, no han presentado ninguna evidencia para corroborar su reclamo y dicen que las cámaras de video en el consulado no estaban grabando en ese momento.

Si quieres informarte más, visita: Regeneración

loading...

Comentar con facebook