Rusia rechaza ‘cínicas’ sanciones contra Venezuela; ‘EU busca desestabilizar’

La portavoz de la Cancillería rusa, María Zajárova aseveró que las sanciones contra los sectores financiero y petrolero de Venezuela están claramente destinadas a agravar el desequilibrio de la situación en el país y empeorar los problemas económicos».

Regeneración, 28 agosto 2017.- La portavoz de la Cancillería rusa, María Zajárova aseveró que Moscú no acepta sanciones unilaterales contra Estados soberanos, se refirió a las nuevas sanciones que Estados Unidos impuso en un momento en el que aparecían «señales de una relativa estabilización interna» en Venezuela después de las elecciones a la Asamblea Nacional Constituyente.

«Bajo estas condiciones, las anunciadas sanciones contra los sectores financiero y petrolero de Venezuela están claramente destinadas a agravar el desequilibrio de la situación en el país y empeorar los problemas económicos», señaló la funcionaria.

LEER MÁS:  Putin anuncia vacuna contra covid-19 creada en Rusia: Sputnik V

De acuerdo con sus palabras, las acciones de los autores de las medidas están impregnadas de cinismo. Zajárova además recordó que Washington está considerando otras opciones para endurecer su política hacia Caracas, incluida la del uso de la fuerza.

La portavoz declaró que para lograr una solución política a la actual coyuntura en Venezuela es necesario establecer un diálogo entre todas las fuerzas políticas del país, algo que contribuiría a crear las condiciones para una mejora de la situación económica.

Para Zajárova, la solución de este problema «requiere asistencia política desde el exterior». «Estamos dispuestos a contribuir a una solución en Venezuela en la medida en que esta esté condicionada por la dinámica política interna en este Estado», destacó Zajárova.

LEER MÁS:  Indocumentados frente a la Covid-19 en EE.UU.

El pasado 25 de agosto, el Gobierno de EU impuso «fuertes y nuevas» sanciones económicas contra Venezuela. La orden ejecutiva de Donald Trump, prohibió hacer negocios con las nuevas emisiones de deuda de Venezuela o de acciones de la empresa petrolera estatal PDVSA, así como con algunos bonos ya existentes pertenecientes al sector público del Gobierno bolivariano.

 

Con información de RT y Telesur