Sismo de 4.7 en El Salvador añade nerviosismo a crisis política

El Salvador, un fuerte sismo en costas salvadoreñas. Aunque los hechos fueron descritos como «caballos sobre los tejados» no se reportan daños ni tsunami

El Salvador, sismológico
El Salvador, sismológico

Regeneración, 10 de febrero del 2020. El Salvador: un sismo del 4.7 grados en la Escala de Richter. Hasta el momento no se reportan daños materiales ni a personas, tampoco amerita la alerta de Tsunami.

En el contexto de tensiones políticas este sismo puso un poco más nerviosos a los salvadoreños.

Incluso fue retomado para atacar a quienes se oponen a la militarización de la política en El Salvador:

Está temblando, porque allá afuera en san salvador hay un vergo gente haciendo el ridículo manifestándose en contra del presidente…»

«…evitando que se aprueba el plan de seguridad, Y así para que salven los pandilleros. #sismosv #Temblor #ElSalvador.

Los datos finales del sismológico de El Salvador

Los relatos

Es que mire: cuando los techos comienzan a tronar como si caballos andan encima, ahí es de preocuparse, escribió un periodista en Twitter.

«Pero ojo: tenga cuidado, no por ir corriendo se vaya a quebrar antes de tiempo».

Y aclaró: El # SismoSv fue de 4.7 grados frente a la Costa de La Libertad, o sea alejado de San Salvador.

Otros subrayaron en Twitter, que el sismo iguala a todos:

En El Salvador, los memes, como en México


El Salvador: Condena uso político del ejército y llamados a insurrección

El Salvador: Nayib Bukele irrumpió con soldados armados en la Asamblea Legislativa para obligar a que le aprueben ley, llamó a «insurrección». Lo rechazan

LEER MÁS:  Monterrey: fuertes vientos causan daños y cortes de electricidad
El Salvador, condenan militarización
El Salvador, condenan militarización

Regeneración, 10 de febrero del 2020. El Salvador, el presidente de ese país Nayib Bukele irrumpió en la sesión legislativa del 9 de febrero acompañado de un grupo de soldados armados y apuntando a los diputados para que le aprueben crédito por 109 millones de dólares con EU.

Dicho crédito es para equipar a soldados y policías. Los hechos al tiempo que centenares de simpatizantes rodearon la Asamblea Legislativa.

Apoyado por soldados y policías armados, Nayib Bukele irrumpió el domingo en el salón de sesiones, tras amenazar días antes a los legisladores con que el pueblo tiene derecho a la “insurrección”.

En los hechos, Bukele ingresó sin ningún protocolo, caminó decidido por el pasillo principal y se sentó en la silla del presidente de la Cámara Baja.

LEER MÁS:  El Salvador: Condena uso político del ejército y llamados a insurrección
Los accesos al recinto legislativo fueron cerrados y custodiados por las fuerzas de seguridad.


Asimismo, francotiradores se apostaron en los edificios cercanos a la Asamblea Legislativa, según informó la prensa local.

Los diputados, con mayoría de la oposición a Bukele, rechazan someterse a los dictados del gobierno.

En respuesta, Bukele convocó a sus simpatizantes a manifestarse ante el Asamblea Legislativa.
Condena de la Asamblea Legislativa

La Asamblea Legislativa de El Salvador condenó este lunes el «intento de golpe» de Estado encabezado por el presidente del país.

Subrayó que la sede del Parlamento fue invadida este domingo con militares y policías con fusiles de asalto.

Llamado del Procurador

Por su parte el Procurador General de la República de El Salvador pidió al presidente «que no realice llamamientos al pueblo salvadoreño que pongan al país en condiciones de vulnerabilidad social mayor a la que ya se tiene», dijo.

«Cuando no existen condiciones constitucionales para el ejercicio de la insurrección», acotó el procurador.

Finalmente el Procurador pidió al Presidente a que:

«… cumpla a cabalidad el mandato del artículo 168 de la Constitución de la República…»

«.., el cual le obliga de manera imperativa para que procure la armonía social, conserve la paz, la tranquilidad y la seguridad de la persona humana como miembro de la sociedad».

Derecho de información vulnerada

A las afueras del recinto legislativo un grupo de soldados del ejército impidió con forcejeos que periodistas hicieran preguntas al presidente Bukele.

LEER MÁS:  Reportan sismo de magnitud 5.4 en costas de El Salvador

El hecho fue condenado por el relator especial para la libertad de expresión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), Edison Lanza.

Mismo quien dijo que en El Salvador se forzaba a una crisis institucional y que los periodistas no debían “ser reprimidos, ni su capacidad de cubrir restringida para cubrir esta preocupante situación”.

Mientras que la Asociación de Periodistas de El Salvador (APES) calificó estos actos de “restricción a la libertad de prensa y del derecho a la información en contra de periodistas”.

La asociación señaló que el Centro de Monitoreo de Atención a Periodistas registró hasta las 5:30 de la tarde de ayer, al menos cinco casos de vulneraciones al ejercicio periodístico.

Contabilizó nueve periodistas de varios medios de comunicación vulnerados en sus derechos.

“Es importante señalar que las acciones ocurridas en las últimas horas revelan una grave violación a la institucionalidad y democracia del país”, cita el comunicado.

cargando...