‘Tamakepalis’: la solidaridad del pueblo para la reconstrucción de viviendas en Puebla

El viernes pasado se construyó la primera vivienda de bambú gracias a esta iniciativa de la Tosepan Titataniske de reconstrucción del pueblo, para el pueblo.

Regeneración, 1 de octubre de 2017.- Los integrantes de la Unión de Cooperativas Indígenas Tosepan Titataniske y su cooperativa de construcción popular Tosepantomin, acompañados por instituciones educativas y organizaciones civiles, presentaron la propuesta de reconstrucción de viviendas para apoyar a las personas del estado de Puebla que fueron afectadas por el sismo del pasado 19 de septiembre.

Leonardo Durán, presidente de la Cooperativa Tosepantomin, dijo en entrevista con La Jornada de Oriente que la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP), a través del Centro Universitario para la Prevención de Desastres Regionales (Cupreder), apoyará en el acompañamiento, hecho que da garantía a que el trabajo será realizado con los requisitos internacionales para estas situaciones.

LEER MÁS:  Asesinan a balazos a dos policías municipales en Puebla

La campaña lleva por nombre Tamakepalis, que en náhuatl significa “mano solidaria”, “ayuda entre hermanos” y que, como se lee en su página web, entre sus principios se encuentran:  “Contar con recursos propios, obtenerlos mediante donativos de instituciones privadas y personas particulares, así como los que el Estado asigna para este tipo de tareas.

Además, “paliar el sufrimiento durante la emergencia, atendiendo las necesidades de albergue ofreciendo materiales, técnicas adecuadas y construyendo refugios de bambú u otros materiales”.

De acuerdo con la iniciativa, las construcciones se realizarán respetando las tradiciones constructivas y culturales y con la participación de las familias y comunidades y contarán con técnicos y especialistas universitarios que coadyuven a que la construcción sea fuerte para evitar desastres.

Por ello, se tomará en cuenta la sismicidad de la zona y también los peligros que representa el volcán Popocatépetl; para ello, las universidades, colegios de profesionistas y voluntarios calificados pueden intervenir con la intención de asegurar este requisito, mismo que permite no reconstruir o incluso evitar el aumentar la vulnerabilidad de la casas y edificios.

LEER MÁS:  Siguen juchitecos durmiendo en la calle por falta de apoyo

En su página de internet se proporcionará toda la información correspondiente sobre la construcción, así como los ingresos y los gastos.

El pasado 29 de septiembre, se terminó la primera casa construida por los voluntarios de la Tosepan Titatanisk. La construcción se realizó en el terreno de una familia que antes del sismo tenía una casa de adobe y cemento, en la comunidad de San Francisco Xochiteopan, municipio de Atzitzihuacan, Puebla.

La primera vivienda fue construida con bambú, lámina y materiales que los integrantes de la Tosepan, todos nahuas, llevaron al poblado desde Cuetzalan.

Para la Tosepan esto representan sólo el inicio de un proyecto de reconstrucción del pueblo, para el pueblo.

LEER MÁS:  Registran sismo magnitud 6.5 en Costa Rica

“La primera casa de bambú es el prólogo de muchas otras. ¡Cómo chingaos no!”, dicen.

Para conocer más sobre el proyecto de reconstrucción o donar, visita la página de Tamakepalis. 

Comentar con facebook