Compartir

El nuevo aeropuerto provienen de las Afores de los trabajadores, 54% de los fondos de inversión y sólo 1% de fondos internacionales, según la información del propio Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México (GACM).

Regeneración, 5 de abril del 2018.-El youtuber “A Mi dicen Muñe”, hace una análisis sobre la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAICM).

El NAICM busca ser el segundo aeropuerto más grande del mundo en construcción y la obra más relevante que se realiza en la presente administración de Enrique Peña Nieto.

Según, la Unión de Científicos Comprometidos con la Sociedad (UCCS) dijo que un nuevo aeropuerto en esta zona afectará al colindante lago Nabor Carrillo, ejemplo de restauración ecológica y hogar de más de 120 mil aves migratorias, incluido el pato canadiense, en peligro de extinción.

LEER MÁS:  Numeralia de agravios neoliberales; ‘Por si no se acordaban’

Todas estas críticas y cuestionamientos quedaron sepultados cuando Peña Nieto anunció que se eligió el proyecto de diseño del célebre arquitecto británico Norman Foster, junto con el arquitecto mexicano Fernando Romero. El aeropuerto en Texcoco iba y con todo: seis pistas construidas en 4 mil 430 hectáreas, con 94 puertas de contacto, que transportará a “cerca de 120 millones de pasajeros al año”, que será “uno de los 3 más grandes del mundo” y se convertirá en “referencia global de sustentabilidad”.

Su costo mínimo era de 169 mil millones de pesos, de los cuales 120 mil millones se destinarían a la construcción de la infraestructura aeroportuaria (terminal, torre de control, pistas e instalaciones auxiliares), 20 mil 500 millones de pesos al diseñador, a la ingeniería y a la gestión de proyectos, y 16 mil 400 millones a las obras hidráulicas. De aquel monto original, 98 mil millones de pesos serán aportados por recursos fiscales multianuales y 71 mil millones de pesos por el sector privado, a través de créditos bancarios y emisiones de bonos como las famosas Fibras E (Fideicomiso de inversión en infraestructura o energía).

LEER MÁS:  Pensionados que ‘invierten’ en el NAICM pagan cursos y publicidad por 152 mdp

Hoy sabemos que 45% de los 30 mil millones de pesos que se captaron a través de las Fibras E para el nuevo aeropuerto provienen de las Afores de los trabajadores, 54% de los fondos de inversión y sólo 1% de fondos internacionales, según la información del propio Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México (GACM).

La danza de las cifras y de los contratos comenzó entre 2015 y 2017, convirtiendo a la obra estelar del sexenio peñista en un modelo para armar de opacidad y de corrupción, ver más.

LEER MÁS:  Dan 24 años de prisión a Park Geun-hye, ex presidenta surcoreana

 

Si quieres informarte más, visita: Regeneración

loading...

Comentar con facebook