La UIF está en alerta porque el perfil de las personas que realizaron las operaciones coincide con indicadores de alto riesgo. Por lo que podrían estar relacionadas con lavado de dinero.

Alerta de la UIF por posible lavado de dinero con criptomonedas

Regeneración, 13 de agosto del 2021. La Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) está en alerta porque encontró 1 mil 479 operaciones inusuales con criptomonedas; las cuales rompen con el perfil transaccional de las personas que suelen realizar esas transacciones porque no coinciden con su antecedente o actividad declarada. Por lo que podrían estar relacionadas con lavado de dinero.

Además, identificó a 1 mil 224 personas involucradas en las operaciones e informó que tienen indicadores de riesgo, pues son jóvenes y se quedan poco tiempo los recursos. También están relacionados con empresas de creadas recientemente.

LEER MÁS:  Reaparece Santiago Nieto y Humphrey en evento de Samuel García

Algunos de los involucrados se encuentran en las listas de la Red de Ejecución de Delitos Financieros y en oficios de agencias de seguridad.

Las mayoría de las operaciones irregulares ocurrieron en tres estados: 478 en la Ciudad de México, 113 en el Estado de México y 108 en Jalisco. Aunque la UIF recibió el 91 por ciento de los avisos de Jalisco.

Asimismo, la dependencia encontró que los domicilios de las personas involucradas se encuentran en la Ciudad de México, Jalisco, Estado de México y Nuevo León.

Regulaciones en operaciones con criptomonedas

Las plataformas que se dedican a la compraventa de activos virtuales fueron obligadas, en abril del 2020, a enviar avisos de sus operaciones a la UIF, a través del Servicio de Administración Tributaria (SAT), si son equivalentes o superiores a 57 mil 804 pesos.

LEER MÁS:  Diputados ratifican a Pablo Gómez para Unidad de Inteligencia Financiera

De mayo del 2020 a mayo de este año, la UIF recibió 3 mil 472 avisos de operaciones con criptomonedas, mediante 23 plataformas registradas ante el SAT.

Las criptomonedas son activos virtuales que sólo existen como datos, no es dinero físico. Por ello, la única forma de guardarlas es en monederos electrónicos y se pueden utilizar para hacer compras en línea, transferencias, inversiones y pago de servicios. Las más comunes son el Bitcoin y el Ethereum.