La activista de Ecatepec recibió una llamada en la que un grupo criminal le exigió cien mil pesos a cambio de no atentar contra ella y sus familia

Regeneración, 15 de noviembre de 2017.- La activista Shayda Ruiz Ríos, del Estado de México, denunció que un grupo criminal la ha estado amenazando exigiéndole una extorsión de cien mil pesos y que también abandone sus labores de activismo en dicho estado.

Ruiz Ríos es integrante de colectivo «Podemos» y actualmente compite por la Coordinación de Organización (precandidatura) de Morena por el Distrito 42 local de Ecatepec.

La activista narró que el pasado 13 de noviembre recibió la llamada de un sujeto que se identificó como el «comandante 35 de Los Caballeros Templarios». Éste le exigió retirar su participación política y cien mil pesos a cambio de no atentar contra ella y sus familia.

El Ministerio Púbico inició la carpeta de investigación ECA/EC1/00/MPI/089/11839/17/11 por el delito de extorsión y le asignó a Ruiz Ríos una medida de protección por 30 días para que policías municipales vigilen su domicilio.

Sin embargo, la activista señaló que la Dirección de Seguridad Pública y Seguridad Vial de Ecatepec, «sólo me ha proporcionado números telefónicos para caso de emergencia».

En una rueda de prensa en la Explanda Municipal de Ecatepec, Shayda Ruiz acusó:

«No puedo esperar o minimizar que se trate de una simple extorsión, porque la amenaza tiene tintes políticos y de género, toda vez que participo actualmente en un proceso interno como aspirante, y el próximo 24 de noviembre participaré como ponente en el tema violencia de género, en el marco del Día Internacional de la No violencia contra las mujeres».

La activista agregó que en los últimos años su activismo social y político se ha intensificado:

«En julio de 2015, cuando encaré al entonces gobernador Eruviel Ávila, a quien le exigí un alto al grave problema de los feminicidios. Posteriormente en 2016 participé en la asesoría para la defensa de la autonomía del agua en Coyotepec, derivado de lo cual recibí algunas amenazas con la finalidad de amedrentar mi participación.

«Durante ese mismo año realice una constante denuncia pública sobre la Ley Eruviel, mediante foros en diversos municipios mexiquenses; asimismo, en la jornada electoral del 2017 me toco estar privada de mi libertad junto con otros compañeros en un hotel, por grupos de choque del PRI».

Finalmente exigió al gobernador Alfredo Del Mazo, al presidente municipal de Ecatepec, Indalecio Ríos, y a su director de Seguridad Pública, Arturo Centeno, garantizar su integridad física y la de su familia.

 

Con información de Reporteros en Movimiento