AMLO critica opulencia de García Luna, ‘eso ya se acabó’

AMLO mencionó que se gestiona la recuperación de propiedades de los exfuncionarios sujetos a procesos judiciales

Regeneración, 13 de enero del 2020. El presidente Andrés Manuel López Obrador anunció que México gestiona la recuperación de propiedades adquiridas por exfuncionarios mexicanos que se encuentran en procesos judiciales.

AMLO señaló este lunes que sobre los casos donde hay residencias en territorio mexicano vinculadas a dichos casos no hay negociaciones como anteriormente sucedía.

Mencionó que en la época neoliberal se «pactaban» las detenciones a cambio de la devolución de cierta cantidad de recursos.

LEER MÁS:  AMLO supervisará hospitales del centro del país y Plan DN-III
Recuperar propiedades para el pueblo

«Muchos políticos y traficantes de influencia compraron propiedades en Estados Unidos», dijo este lunes en el Palacio Nacional.

«Ahora que tienen estos procesos, se está buscando que esas propiedades se consideren de nuestro país, los montos, y hay disposición de parte del gobierno de Estados Unidos para que se recuperen recursos y vayan al Instituto para Devolverle al Pueblo lo Robado, o sea, estamos haciendo esto», informó AMLO.

«No sé si leyeron un reporte sobre bienes del que estaba de seguridad con Calderón, García Luna, un reportaje, no sé si es actual, de esta semana, sobre propiedades, creo que en Miami, pero departamentos», refirió AMLO al caso del exfuncionario.
Departamentos «bien montados»

«O sea, hay una expresión en el norte, que no la voy a repetir, bueno, bien montados, elegantes, o sea, oficinas, centros exclusivos. Todo eso ya se debe de terminar», aseveró.

LEER MÁS:  AMLO: millón de créditos, 50% para economía formal y 50% informal

A García Luna lo detuvieron el 10 de diciembre pasado por autoridades norteamericanas en la localidad de Grapevine, en Texas, acusado de narcotráfico.

También lo acusaron de recibir sobornos multimillonarios del Cártel de Sinaloa y de falsedad de declaraciones.

El exfuncionario se declaró “no culpable” el 3 de enero pasado ante un Juez de la Corte de Distrito Este de Nueva York, aunque actualmente están en negociaciones para evitar ser enjuiciado.