Antes solo podían consultarse las que fueran de interés público, ahora todas deberán estar disponibles para su consulta.

Regeneración, 30 de julio de 2020. Se anunció este miércoles que la iniciativa del senado para reformar la Ley General de Transparencia ha quedado aprobada. Y a partir de ahora, los poderes judiciales por estado tendrán la obligación de hacer públicas todas las sentencias que sean procesadas.

“Esta decisión histórica contribuirá a disminuir la opacidad judicial y a impulsar un sistema de justicia más abierto y confiable”, emitió en un comunicado el colectivo #LoJustoEsQueSepas, quien impulsó dicha iniciativa.

La opacidad judicial, explican, permitía que se emitieran sentencias sin perspectiva de género y derechos humanos y no podían ser objeto de observación de irregularidades, así como posibles actos de corrupción.