De acuerdo con reportes periodísticos, los sicarios compraron las armas en la alcaldía Gustavo A. Madero, 36 horas antes del atentado.

Regeneración, 26 de agosto del 2020.El pasado 26 de junio se registró uno de los atentados más fuertes registrados en la Ciudad de México. Miembros del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) intentaron terminar con la vida del secretario de Seguridad Ciudadana de la capital del país, Omar García Harfuch.

Para lograr su cometido los sicarios compraron armas de alto poder que tuvieron un valor de cerca de medio millón de pesos.

De acuerdo con investigaciones hechas por El Universal, las armas fueron compradas en la misma Ciudad de México a un traficante de armas conocido como “El Reynol´s”. Quien, de acuerdo con el diario, tiene su casa de seguridad en la alcaldía Gustavo A. Madero.

“El Reynol’s” señala que los compradores fueron recomendados por un delincuente con buenas relaciones con el CJNG.

“Con ellos no hubo falla, pagaron y listo. Así se deben hacer los negocios. Nunca supimos quiénes eran, pero estaban bien recomendados y te digo, ellos sabían lo que hacían y en qué se metían”, indicó el traficante.

La compra se realizo 36 horas antes del atentado, 20 rifles R-15, 10 millares de balas para esas armas y tres Barrett calibre .50, así como granadas de fragmentación de 40 mm, mismas que por el tiempo no pudieron conseguirse.

De acuerdo al traficante de armas, si se hubieran conseguido las granadas el jefe de la policía capitalina no se hubiera salvado.

De acuerdo con El Universal, esta versión ha sido confirmada por peritos de la Fiscalía General de Justicia de la CdMx. Quienes indicaron que las armas ingresaron a la ciudad por el Estado de México hacía la alcaldía Gustavo A. Madero y que eran nuevas.