Trigo panificable cubre 31 por ciento de la demanda nacional, por lo que se planea incrementar superficie de cultivo de entre las 500 mil hectáreas dedicadas al trigo en general

Regeneración, 23 de octubre del 2019. Para convertir zonas de trigo cristalino y de maíz de bajo rendimiento en zona de trigo panificable, productores de 13 estados dialogaron sobre esta propuesta con funcionarios del sector.

El plan apunta a avanzar en la autosuficiencia de este grano panificable, cuya dependencia actual es de 31 por ciento de la demanda nacional.

Resultado de imagen para Trigo panificableDisminuir dependencia del exterior

En el encuentro, el Comité Nacional del Sistema Producto Trigo, encabezado por su presidente Jesús Manuel Hernández López, realizó una presentación del sector y resaltó la importancia de abatir la dependencia de importaciones.
El consumo nacional de trigo panificable actualmente suma 5.8 millones de toneladas, de las cuales cuatro millones proceden del exterior (69 por ciento) y sólo 1.8 millones (31 por ciento) son de producción nacional.

Resultado de imagen para Trigo panificable

Cifras de la Subsecretaría de Autosuficiencia Alimentaria destacan que en 2018 México produjo dos millones 943 mil toneladas de trigo (de todas las variedades), con un valor de 12 mil 20 millones de pesos.

Afinar la propuesta de reconversión

Sonora, Guanajuato, Baja California y Sinaloa aportaron 80 por ciento de ese tonelaje y valor.

La reunión fue encabezada por el subsecretario de Autosuficiencia Alimentaria, Víctor Suárez Carrera.

Además, participaron por el organismo Seguridad Alimentaria Mexicana (Segalmex), Miguel Carrillo y Sergio Márquez.

Por la Agencia de Servicios a la Comercialización y Desarrollo de Mercados (Aserca), Carlos Salazar, y de la Subsecretaría de Autosuficiencia Alimentaria, Mariel Zamora y Héctor Lugo.

El subsecretario Suárez propuso sostener una coordinación entre funcionarios y productores para luego incorporar también a la industria en el diálogo, y afinar la propuesta de reconversión de trigo.

Esto a efecto de avanzar efectivamente en una reducción de la dependencia alimentaria en este cultivo básico, en particular en las variedades panificables.

La mayor producción se centra en trigos suaves (para pasteles y galletas) y cristalinos o macarroneros (para sémola, pastas).

Es necesario, mencionaron, fortalecer la producción de trigos fuertes y suaves; los fuertes son altos en proteínas y excelentes para la elaboración de pan.

________________________________________________________________________

Crecerá producción de trigo un 15.6 por ciento: Sader
Trigo panificable. La producción se calcula en un millón 422 mil toneladas. Sonora, el primer productor, con 29 por ciento de la participación nacional

Regeneración, 5 de agosto del 2019. La Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader) informó que la producción nacional de trigo panificable alcanzará un millón 422 mil toneladas.

Esta cifra que se alcanzará en el ciclo Otoño-Invierno 2018/19, representa 15.6 por ciento arriba de lo cosechado el ciclo homólogo previo.

La dependencia federal, a través de su reporte mensual del Tablero Agroalimentario de Productos Básicos y Estratégicos, señaló los estados con mayor producción.

Resultado de imagen para Trigo panificable

El estado de Sonora encabeza la producción con 407 mil toneladas, 157 mil toneladas arriba del ciclo anterior; el total representa una participación del 29 por ciento.

Esta entidad es seguida de Guanajuato, con 276 mil toneladas; Sinaloa, con 182 mil, y Michoacán, con 179 mil.

La Sader precisó que bajo el esquema de Agricultura por Contrato del ciclo OI 2018/19 se registraron 791 mil toneladas a un precio promedio de 201 dólares por tonelada.

Resultado de imagen para Trigo panificable

Respecto al comercio internacional, en el primer semestre del año se registró la importación de dos millones 162 mil toneladas, 8.3 por ciento menor de lo adquirido en el mismo lapso de 2018.

El origen de este trigo fue de Estados Unidos, Canadá, Rusia y Argentina.

Este indicador de producción de trigo panificable es relevante, toda vez que contribuye al propósito de avanzar hacia la seguridad alimentaria en este grano básico.

Cabe señalar que  México es deficitario de este grano básico hasta en 75 por ciento.