El expresidente Felipe Calderón, la exsecretaria Georgina Kessel y otros exfuncionarios de la administración del panista fueron contratados por empresas eléctricas al dejar los cargos públicos. Todos recibieron miles de millones de pesos.

Regeneración, 7 de octubre del 2021. Desde que el presidente Andrés Manuel López Obrador inició su administración ha criticado a los expresidentes y exfuncionarios que por trabajar para empresas privadas, principalmente del sector eléctrico, al dejar sus cargos públicos; como el exprimer mandatario Felipe Calderón y la extitular de la Secretaría de Energía (SE), Georgina Kessel, ambos recibieron cantidades millonarias por sus servicios.

Calderón fue consejero de Avangrid, empresa de energía en Estados Unidos, en 2016. De acuerdo con Sin Embargo, el panista recibió una compensación económica de 465 mil dólares de 2016 a 2018, años en los que permaneció en el cargo; esa cantidad equivale a 9 millones 617 mil 757 pesos actuales.

Avangrid es la filial de Iberdrola en Estados Unidos, la empresa energética española a la que AMLO critica por obtener «jugosos contratos» con la Comisión Federal de Electricidad (CFE) durante el periodo neoliberal.

Kessel Martínez se desempeñó como titular de la SE de 2006 a 2011, durante la administración de Calderón. En 2013 ingresó a Iberdrola como consejera independiente y dejó el cargo el año pasado. Durante ese periodo de tiempo recibió 3 millones 15 mil euros, equivalente a 71 millones 943 mil 632 pesos actuales.

LEER MÁS:  No más venta de petróleo crudo; se refinará y consumirá en México: AMLO

Otros funcionarios contratados por la iniciativa privada

El exsecretario de Comunicaciones y Transportes (SCT), Luis Téllez, también durante el sexenio de Calderón, recibió 1 millón 101 mil 209 dólares al ser integrante de la junta directiva de la empresa estadounidense Sempra Energy. El cargo en la privada lo ocupó durante cinco meses en 2006 y después lo retomó de 2010 a 2015.

Jaime Ruiz Sacristán, que fue titular de la SCT durante el gobierno del presidente Ernesto Zedillo Ponce de León, se ha beneficiado del sector energético desde hace 13 años. Actualmente se desempeña como presidente ejecutivo y del consejo de administración de IEnova, empresa filiar de Sempra Energy.

El exfuncionario se ha beneficiado, según Sin Embargo, de 85 millones 400 mil dólares; igual que otros directivos. Los exfuncionarios mexicanos no son los únicos que fueron beneficiados por empresas energéticas; pues los expresidentes españoles José María Aznar, Felipe González y Leopoldo Calvo-Sotelo trabajaron con Endesa y Naturgy.

LEER MÁS:  Con AMLO el peso tiene su mejor desempeño en 26 años

Se trata de dos empresas españolas que operan en la industria eléctrica. Después de un año, Aznar recibía un salario de 200 mil euros; mientras que a González le pagaban 127 mil euros, por lo menos.

Críticas de AMLO

Las críticas de AMLO a estos exfuncionarios se han vuelto una constante en sus conferencias matutinas de esta semana, ¿la razón? El viernes pasado el primer mandatario envió a la Cámara de Diputados la iniciativa de reforma eléctrica; cuyo propósito principal es que la CFE) recupere el control de la industria, al manejar el 56 por ciento y la iniciativa privada se quedaría con el porcentaje restante.

La mayoría de los legisladores de los partidos políticos opositores al gobierno han adelantado que van a votar en contra el próximo 15 de diciembre; a dos meses de que se apruebe o rechace aún queda mucho por debatir e informar.

¿Y España qué tiene que ver? Durante el último año, el precio de la luz en el país europeo incrementó 570 por ciento. El servicio fue privatizado en 1997 y el mercado eléctrico lo tienen cuatro empresas: Endesa, Iberdrola, Naturgy y EDP. Así es, las mismas empresas que contrataron a exfuncionarios mexicanos.