Carlos Fuentes: representante del boom latinoamericano

Hace 8 años falleció el escritor, intelectual y diplomático Carlos Fuentes, una de las plumas más importantes de habla hispana y del mundo.

Regeneración, 15 de mayo del 2020. Carlos Fuentes nació el 11 de noviembre de 1928 en Panamá, fue hijo de un diplomático mexicano.

En 1962 fue publicada “Aura”, una de las novelas más reconocidas del escritor mexicano, Carlos Fuentes. “Aura” es una novela breve que cuenta la historia de Felipe Montero, lo excepcional de la obra es de inspiración gótica.

Sin embargo, Fuentes, tuvo en su haber muchas novelas más, como La muerte de Artemio Cruz, La región más transparente, Cambio de piel, Tierra nostra. Y ensayos como La nueva novela hispanoamericana, Cervantes o la crítica a la lectura, El espejo enterrado, etc.

LEER MÁS:  Fallece Álvaro Aguilar Ayón principal promotor de Tosepan Titataniske

Durante toda su trayectoria recibió el Premio Cervantes en 1987, el Premio Príncipe de Asturias de las Letras en 1994, en 2009 caballero gran cruz de la Orden de Isabel la Católica, entre otros.

Así mismo, fue nombrado miembro honorario de la Academia Mexicana de la lengua en agosto de 2001 y doctor honoris causa por la UNAM, la Universidad de Harvard y por la de Cambridge.

Fue considerado parte del llamado boom latinoamericano junto con Gabriel García Márquez, Julio Cortázar y Mario Vargas Llosa.

Su compromiso político

Entre 1974 y 1977 ocupó el cargo de embajador en Francia, donde abrió las puertas de la embajada a refugiados de la guerra civil española. Renunció a su cargo en protesta por el nombramiento de Díaz Ordaz como embajador de México en España.

LEER MÁS:  Fallece Álvaro Aguilar Ayón principal promotor de Tosepan Titataniske

Durante la precampaña electoral del 2012, consideró que el único candidato que representaba una posibilidad de renovación para México era Andrés Manuel López Obrador.

Mientras que Peña Nieto en la FIL de Guadalajara confundió la autoría del libro “La Silla del Águila”, escrita por Fuentes y adjudicado a Enrique Krauze.

El escritor consideró que el aspirante tenía el derecho a no leerlo, pero «Lo que no tiene derecho es a ser presidente de México a partir de la ignorancia, eso es lo grave».

El 15 de mayo de 2012, debido a una ulcera gástrica falleció en la Ciudad de México a la edad de 83 años. Sus restos físicos descansan en un cementerio de Paris.