Casi el 50% de gasolinerías en el país no pasan calibración y en Oaxaca 10 de 221 hicieron el test

En medio de la crisis por el gasolinazo en toda la República, las abrumadora mayoría de las gasolinas ni siquiera cumplen con la calibración de Profeco, requisito indispensable para que operen.

 

gasolina

Regeneración, 20 de enero de 2017.- Uno de los requisitos para operar gasolineras es que se sometan a una calibración de bombas despachadoras de combustible hecho por la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), y que en Oaxaca sólo han llevado a cabo 10 estaciones, mientras que de las 120 gasolineras revisadas en el país, 58 no cumplen con los parámetros.

Según el diario NVInoticias, de las 221 gasolinaras del estado, sólo 10 han hecho el test que busca evitar que las las gasolineras vendan litros incompletos.

LEER MÁS:  Estas son las marcas de sopas instantáneas más dañinas para la salud, según Profeco

Según el jefe de verificación y vigilancia de la dependencia, René Aquino, las empresas tienen hasta el primero de marzo para realizar esta calibración o se harán acreedores a multas o clausura de bombas.

Las empresas pueden ser acreedoras a una sanción de hasta 8.2 millones de pesos en el proceso penal y los responsables de negarse a la verificación podrían alcanzar penas de hasta 10 años de prisión.

Recientemente Profeco encontró irregularidades en 32 gasolineras en todo el país e interpuso denuncia penal contra cinco ante la Procuraduría General de la República (PGR) porque se negaron a ser verificadas.

LEER MÁS:  Estas son las marcas de sopas instantáneas más dañinas para la salud, según Profeco

El fin de semana, la Procuraduría realizó 120 verificaciones en gasolineras y en 58 detectó irregularidades, lo que significa que casi el 50 por ciento de las bombas roban combustible a los usuarios que pagan por él. Debido a la revisión, inmovilizó 102 mangueras, informó en un comunicado.

La Profeco inició la revisión a gasolineras, después de que el pasado 1 de enero se incrementaron los precios de las gasolinas y el diésel como parte de la liberalización de los precios de los combustibles. Lo que ha desatado protestas y marchas en la Ciudad de México, así como en varios estados del país contra el llamado ‘gasolinazo’.

Vía Expasión y NVINoticias.