China cobrará impuestos a empresas y gobiernos que contaminen

contaminacion-china-japon--644x362

Con la nueva ley se obligará a las compañías a modernizar la tecnología y a recurrir a la producción más limpia; las compañías pagarán impuestos que van de 350 a 11 mil 200 yuanes.

Regeneración, 26 diciembre 2016.- En el parlamento chino, los legisladores aprobaron este lunes una nueva ley para cobrar un impuesto a quienes contaminen, en particular a la industria pesada, para contrarrestar los altos niveles de la contaminación atmosférica.

Este un grave problema en China desde hace años, numerosas ciudades, entre ellas Beijing, la capital, registran unos niveles de contaminación que ocupan los primeros puestos a nivel mundial y supone una seria amenaza para la salud de más de 100 millones de personas.

En 50 ciudades del sur y el noroeste del país los altos niveles de contaminación son alarmantes desde hace semanas, donde se ha decretado la alerta roja.

La Ley de Impuesto Ambiental fue aprobada este lunes al final de la reunión del Comité Permanente de la Asamblea Popular Nacional (APN), informó la agencia china de noticias Xinhua.

LEER MÁS:  OTAN acuerda ruta de confrontaciones para los próximos 10 años

La ley entrará en vigor el 1 de enero del 2018 y será clave para combatir la contaminación, destacó el director del departamento de política fiscal del Ministerio de Hacienda, Wang Jianfan.

China ha cobrado una “cuota de descarga de contaminantes” desde 1979. En 2015, recaudó 17 mil 300 millones de yuanes (cerca de 2 mil 500 millones de dólares) de cerca de 280 mil empresas, indicó Wang.

Pero algunos gobiernos locales explotan los vacíos y exentan a empresas que de otra forma serían grandes contribuyentes de ingresos fiscales, ahora el sistema de cuotas es una ley.

Bajo la nueva ley se estima mejor la conciencia de los contribuyentes sobre el medio ambiente, obligará a las compañías a modernizar la tecnología y a recurrir a la producción más limpia; las compañías pagarán impuestos que van de 350 a 11 mil 200 yuanes al mes por ruido, de acuerdo con su nivel de decibelios.

LEER MÁS:  OTAN acuerda ruta de confrontaciones para los próximos 10 años

También establece tarifas de 1.2 yuanes a cantidades estipuladas de contaminantes del aire, 1.4 yuanes a contaminantes del agua y un rango de cinco a mil yuanes por cada tonelada de residuos sólidos.

Por ejemplo, los contaminantes pagarán 1.2 yuanes por emisiones de 0.95 kilos de dióxido de azufre y 1.4 yuanes por kilo de demanda química de oxígeno (DQO). El dióxido de carbono (CO2) no está incluido en la lista de gravámenes.

La ley sólo se enfoca en empresas e instituciones públicas que descargan directamente en el medio ambiente los contaminantes incluidos en la lista.

La sanción por evasión o fraude no está especificada, pero los infractores serán considerados responsables de acuerdo con la ley sobre administración de impuestos y con la ley ambiental.

Los ingresos fiscales serán canalizados a los gobiernos locales que no verán reducida su capacidad para gastar en protección del medio ambiente.

 

Con información de Proceso y Notimex