China se convierte en el principal inversor en Latinoamérica

Hacia dónde va el dinero de China en América Latina y cuáles son las nuevas inversiones del gigante asiático en la región

Regeneración, 14 de noviembre de 2019. China no solo ha dado un giro hacia el financiamiento de grandes proyectos de inversión en sectores de energía y transporte en la región en los últimos años.

Se ha convertido en la principal fuente de financiamiento de proyectos de desarrollo regional, superando a organismos tradicionales como el Banco Mundial

Pero también del Banco Interamericano de Desarrollo, esto según analistas.

Entidades como China Development Bank y Export-Import Bank of China están detrás del desarrollo de grandes proyectos de construcción.

Sobre todo en Brasil, el principal receptor del dinero chino.

LEER MÁS:  Vacuna china contra la Covid-19, presenta buenos resultados

El país asiático se ha convertido en la principal fuente de financiamiento de proyectos de desarrollo en la región.

A China por su parte le interesa invertir en desarrollo de infraestructura porque le permite facilitar y abaratar los costos del comercio, con la vista puesta en mejorar las vías desde el océano Pacífico.

Según la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), China invirtió unos 90.000 millones de dólares en la región entre el 2005 y el 2016.

Al mismo tiempo, en el 2015, las autoridades chinas anunciaron planes para duplicar el volumen de negocios comercial con América Latina de 250.000 a 500.000 millones de dólares para el 2025.

LEER MÁS:  Vacuna china contra la Covid-19, presenta buenos resultados

La CEPAL estima que el capital chino se invierte especialmente en el sector latinoamericano de internet.

En el 2017, las empresas chinas invirtieron 18.000 millones de dólares.

De este modo, China se convirtió en el mayor inversor extranjero en el sector tecnológico latinoamericano, representando el 42% de la inversión extranjera.

De este modo, las inversiones en México, Argentina y Brasil sí pueden estimular el desarrollo tecnológico en la región.

Pero en cuanto a otros países menos desarrollados de América del Sur, América Central y el Caribe, se trata de construir una infraestructura básica.