Compartir

El antígeno para producir antivenenos contra mordeduras de serpientes coralillos, mambas y cobras de los continentes de América, Asia y África, se desarrolló en el Instituto de Biotecnología de la UNAM.

Regeneración, 22 de agosto de 2018. Científicos de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) desarrollaron un antígeno para producir antivenenos que tengan la capacidad de inhibir los efectos que producen las mordeduras de las serpientes coralillos, mambas y cobras, que pertenecen a la familia de eláptidos de los continentes de América, Asia y África.

LEER MÁS:  Pumas se solidariza con estudiantes de la UNAM, piden alto a la violencia

La investigación se desarrolló en el Instituto de Biotecnología (IBt) de la máxima casa de estudios, esta institución se ha caracterizado por la investigación y desarrollo de antivenenos.

El científico, Guillermo de la Rosa Hernández, asesorado por Gerardo Corzo Burguete, desarrolló como parte de sus estudios de doctorado el antígeno.

Cabe destacar que los elápidos son serpientes que en su veneno tienen dos grupos principales de proteínas que les confieren su toxicidad, las fosfolipasas y las neurotoxinas de tres dedos. Dentro de estas últimas se ubican las alfa-neurotoxinas, responsables de una de las manifestaciones clínicas más importantes de la mordedura: el paro respiratorio, detalla la agencia informativa Conacyt.

LEER MÁS:  UNAM pide seriedad a PGJ luego de que liberaran a sospechosos de ataques en CU

De la Rosa Hernández estudió la estructura primaria de las alfa-neurotoxinas, para crear, mediante técnicas de biología molecular, una neurotoxina con las características de todas las alfa neurotoxinas, a la que llamaron ScNtx.

Si quieres informarte más, visita: Regeneración

loading...

Comentar con facebook