Colima: Terapias para «corregir» orientación sexual y de género deben ser prohibidas. Contrarias a derecho y ocasionan daños, incluso suicidios

En Colima, contra terapias de conversión sexual
En Colima, contra terapias de conversión sexual

Regeneración, 24 de septiembre del 2021. Colectivos LGBT++, exigieron se apruebe de una vez por todas en la legislación de Colima la prohibición de las llamadas «terapias de conversión» sexual e identidad de género.

Subrayaron que desde mediados del año pasado se presentó a iniciativa de Ley correspondiente y falta escasa una semana para que concluyan los trabajos de la legislatura 59.

Y es que con los llamados «Esfuerzos para Corregir la Orientación Sexual e Identidad de Género (Ecosig)», se pretende “curar” la homosexualidad.

En este sentido los colectivos LGBTT+ de Colima han señalado públicamente que los Ecosig no son terapias.

Es decir, dichas «esfuerzos» no pertenecen a la medicina o a la psicología formal, tampoco son terapéuticos ni de conversión.

Esto porque parten de la falsa idea de que las orientaciones e identidades sexuales se pueden corregir, como una enfermedad que se puede curar.

En los medios colimenses los colectivos de la diversidad sexual han subrayado que desde 1990, la homosexualidad está fuera de la lista de enfermedades mentales de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Además, en 2018, la transexualidad dejó de considerarse un problema de salud mental.

Para mayores señas la propia Organización de las Naciones Unidas ha declarado que los esfuerzo Ecosig incurren en violaciones a Derechos Humanos.

Así mismo precisan que la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos ha recopilado testimonios de víctimas que denuncian actos de coerción o privación ilegal de la libertad.

Dichas denuncias incluyen, violencia verbal, uso forzado de medicamentos, electroshocks y hasta exorcismos.

Es por esto que insisten que en Colima se legisle contra estas prácticas.

Así mismo señalan que los congresos de la CDMX, Estado de México, Baja California y Yucatán ya legislaron en favor de la integridad física y psicológica de la comunidad LGBT+.

Desde 29 de junio del año pasado se presentó la propuesta, ya está en comisiones, pero el Congreso sigue sin aprobarla.

Y es que subrayan los colectivos LGBT+ de Colima el «odio comienza catalogándonos como enfermos».

Nada que curar, Congreso legisla ¡Ya!.

Precisamente el Colectivo Orgullo Disidente de Colima, abordó la situación que guarda la iniciativa de Ley en su sección «Arrancando pelucas».