Si bien se ha reducido sustancialmente el robo de combustible directo de los ductos, el administrador de aduanas asegura que hay que terminar con las importaciones ilegales.

Regeneración, 29 de julio de 2020. En entrevista, Horacio Duarte explicó que la Administración General de Aduanas se enfrenta al ingreso de combustible ilegal a través de la frontera de Tamaulipas.

“Si bien ha disminuido el huachicol tradicional, que era el robo en ductos, ahora nos estamos enfrentando al ingreso de hidrocarburos por la frontera tamaulipeca, distorsionando el mercado nacional, los precios, afectando a los importadores legales y a Pemex”, dijo Duarte en entrevista para Grupo Reforma.

Asimismo, informó que la complicidad del crimen organizado con funcionarios públicos era la vía principal para llevar a cabo estos actos ilícitos, sobre todo en Reynosa, Tamaulipas, pues por miedo o corrupción, se seguía permitiendo el paso hasta de convoys completos de autotanques de huachicol.

A este tipo de tráfico de combustible se le llama “contrabando bronco”, pues Pemex no recibe ni un peso de impuesto y afecta las ganancias de las gasolineras locales.