¿Cómo entender el Brexit?

theresa may brexit reino unido unión europea partido conservador

La ruptura entre la Unión Europea y Reino Unido arrancó formalmente el miércoles. La salida británica de la UE dejará a Reino Unido con un hueco de 142.000 millones de euros.

Regeneración, 31 de marzo de 2017.- La primera ministra Theresa May, inició este miércoles la ruptura con la Unión Europea (UE), abriendo un periodo de dos años de negociaciones, en qué términos como “unión aduanera” o “Artículo 50”, serán moneda corriente.

¿BREXIT?

Contracción de dos palabras: “British” (británico/a) y “Exit” (salida), el abandono británico de la Unión Europea.

El término tiene su origen en el que inventaron en 2012 dos economistas del banco estadounidense Citigroup para referirse a la salida de Grecia de la Eurozona, “Grexit”, que finalmente no se concretó. El instituto de debate British Influence fue el primero que adoptó la palabra para uso británico.

ARTÍCULO 50: El Artículo 50 o cláusula de retirada es parte del Tratado Europeo de Lisboa, que fue firmado en 2007 y entró en vigor en 2009. “Todo Estado miembro podrá decidir, de conformidad con sus normas constitucionales, retirarse de la Unión”, estipula.

ACUERDO DE TRANSICIÓN: El artículo 50 dará pie a 2 años de negociaciones para establecer los términos del divorcio, principalmente la partición de bienes.

Las futuras relaciones comerciales o judiciales de Londres con la UE serán objeto de negociaciones separadas que podrían llevar años, hasta una década, según algunas fuentes. De ahí surgió, en medios británicos, la idea de un acuerdo de transición en que ciertas partes de la membresía seguirían en vigor para dar tiempo a las empresas e individuos a adaptarse, una idea que no parece agradarle a Bruselas.

DEXEU O DEPARTAMENTO PARA LA SALIDA DE LA UE, ES DECIR, EL MINISTERIO DEL BREXIT: Es el ministerio encargado de las negociaciones del Brexit. Creado en julio de 2016, poco después del referéndum sobre salida de la UE, tuvo que reclutar urgentemente a cientos de personas. A su frente se halla un euroescéptico de larga data, el conservador David Davis. 

MERCADO ÚNICO: Llamado también mercado interior, el marcado único europeo permite la libre circulación de bienes, servicios, capitales y personas.

HARD BREXIT Y SOFT BREXIT: Es la dicotomía que se maneja en el Reino Unido para referirse a una salida total o parcial de la UE. A mediados de enero, Theresa May puso fin a la incertidumbre y aclaró que buscará un Brexit “duro” (“hard”), o sea, la renuncia al mercado único para poder controlar la inmigración, el principal mensaje que transmitieron los británicos El Brexit “soft” hubiera consistido en permanecer en el mercado único.

UNIÓN ADUANERA: La Unión aduanera europea es la mayor de su tipo en el mundo. Está integrada por 28 Estados de la UE -incluyendo al Reino Unido- más Turquía, Andorra, Monáco y San Marino. Gracias a ella, pasaron a la historia los derechos aduaneros en las fronteras entre los países de la UE, y hay una política comercial compartida respecto a terceros países. 

EL ESPACIO ECONÓMICO EUROPEO (EEE): fue creado en 1994 para ampliar las disposiciones de la Unión Europea sobre el mercado interior a los países de la Asociación Europea de Libre Comercio (AELC). Noruega, Islandia y Liechtenstein son partes del EEE, mientras que Suiza es miembro de la AELC, pero no integra el EEE. 
El EEE comparte “las cuatro libertades” y acuerdos en materia de competencia y protección de los consumidores. En cambio, excluye a los productos agrícolas no transformados y a la pesca.

EL PASAPORTE EUROPEO: Es un dispositivo que permite vender un producto financiero al conjunto de la UE, y su posible pérdida ha creado alarma en la ‘City’ de Londres, el distrito financiero. Algunas entidades han anunciado ya el traslado de parte de su personal y actividades al resto de la UE para conservarlo.

CIFRAS

142 mil millones de euros  dejará el Brexit, será un agujero económico, pues se calcula que la economía británica crecerá 2.4 puntos menos en los próximos 5 años.

60 mil millones de euros es lo que deberá pagar a la Unión Europea por abandonar el bloque comunitario.

La Unión Europea perderá el 13% de sus habitantes, un total de 64.5 millones de británicos de los 508 millones de ciudadanos que habitan en la UE hasta la salida británica.

Reino Unido se adhirió en 1973 a la entonces Comunidad Económica Europea. Este miércoles, 44 años después, ha iniciado su proceso de separación de la UE.

Según los datos de la Unión Europea, Reino Unido aportó en 2015 al presupuesto comunitario 18.209 millones de euros, lo que supuso el 0,72% de su Renta Nacional Bruta.

 

Con información de: El Financiero y El País

Comentar con facebook