Compartir

Mayas denuncian que megaproyectos acechan la Península de Yucatán, para despojo de territorio, apoderarse de recursos naturales y explotarlos para beneficio de unos cuantos

Por Asamblea de Defensores del Territorio Maya Múuch’ Xíimbal

Regeneración, 20 de septiembre del 2018. El pasado 1 de Septiembre del presente año, las comunidades de la Península de Yucatán que formamos parte de la Asamblea de Defensores del Territorio Maya Múuch’ Xíimbal, nos reunimos en la ciudad de Ticul, Yucatán para llevar y compartir nuestra palabra verdadera, denunciando las injusticias y el despojo de nuestro territorio por medio de la implementación y desarrollo de megaproyectos impulsados por el capitalismo verde y la economía verde, mejor conocidos como proyectos de energía limpia.

Los mayas que somos y que caminamos con dignidad, no nos vamos a callar ni mucho menos nos vamos a hincar ante la empresa-gobierno y sus “atractivas” ofertas para engañarnos en las comunidades, son muchos los megaproyectos que acechan a la Península de Yucatán, tienen como finalidad despojarnos de nuestro territorio para apoderarse de nuestros recursos naturales y explotarlos para beneficio de unos cuantos, estos rostros del “capitalismo verde” llegan a los pueblos mayas como “salvadores de la pobreza” en forma de ecoturismo, parques eólicos, parques solares, granjas de cerdos y semillas transgénicas.

El argumento para justificar la implementación de estos proyectos, es que traerán “beneficios sociales” a la comunidad, que se va a acabar la pobreza, que el campo va a producir más, que vamos a pagar menos en los recibos de consumo de corriente eléctrica, que van a generar empleos. El argumento en todos estos megaproyectos es el mismo: sólo cambian de escenario.

Es por esta razón que las comunidades integrantes de la Asamblea de Defensores del Territorio Maya Múuch’ Xíimbal:

DENUNCIAMOS que: el duopolio empresa-gobierno por medio de las instituciones oficiales federales y estatales están aprobando proyectos en nuestro territorio sin que nosotros como pueblos otorguemos nuestro consentimiento.

Las “instituciones a modo” que están de común acuerdo con la empresa son la SEMARNAT (Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales), la SENER (Secretaría de Energía), la CRE (Comisión Reguladora de Energía), la CDI (Comisión para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas), y la Procuraduría Agraria, entre otras, todas ellas están haciendo el trabajo sucio para las empresas aprobando proyectos y otorgando concesiones por medio de subastas y otros permisos sin importarles la deforestación de miles de hectáreas de nuestro territorio, sin considerar el vínculo que tenemos con nuestra madre tierra y violando nuestro derecho a la libre determinación.

La burda justificación que utilizan para legalizar estos megaproyectos se conoce como MIA (Manifiesto de Impacto Ambiental), la evaluación de impacto social (EVIS) son documentos donde se especifica el precio en moneda de la naturaleza y se calcula el costo –beneficio a favor de la empresa-, son muy técnicos estos documentos, que por ejemplo la aprobación del MIA de la granja de 49,000 cerdos en Homún la certifica una odontóloga. Así de burdo y de poca o nula calidad moral son los funcionarios de la SEDUMA (Secretaría de Desarrollo Urbano y Medio Ambiente), que por cierto está representada por un pintoresco personaje llamado Eduardo Batllori.

LEER MÁS:  Mayas clausuran Profepa ante amenazas y contra mega granja porcina

La SEDUMA ha faltado al mandato de vigilar y proteger el medio ambiente en Yucatán, ha apoyado la instalación de megaparques eólicos y solares, pese a que son cientos de aerogeneradores (de mas de 300 toneladas cada uno), los que pretenden instalar en pleno anillo de cenotes; y aunado a la deforestación de miles de hectáreas, para la instalación de millones de paneles solares.

Otra de las instituciones estatales al servicio de la empresa es la JEDEY (Junta de Electrificación del Estado de Yucatán), que ha sido facilitadora de las instancias federales, en este proceso de despojo y de violación a nuestros derechos humanos.

DENUNCIAMOS la estrategia que utilizan las empresas-gobierno para instalarse en nuestras comunidades con base a engaños y aprovechándose de las necesidades de nuestros hermanos, con el argumento de “beneficios compartidos” o “beneficios sociales”, engañan a los ejidatarios de la comunidad para firmar contratos de usufructo por 40, 90 o hasta 120 años, legalizando de esta manera el despojo de los territorios.

Tal es el caso del parque solar de San José Tipceh conocido como Ticul A y Ticul B, que desarrollará la empresa Vegasolar I y Vegasolar II, consiste en la instalación de 1 millón 227 mil paneles solares en una superficie aproximada de 700 hectáreas que serán deforestadas en su totalidad, esto ha causado división entre los pobladores, violencia e incluso rompimiento entre las familias afectando gravemente el tejido social de las comunidades.

Los voceros de la empresa que se autoproclaman líderes indígenas, llevan comida, bebidas embriagantes y regalitos a los niños de la comunidad para que la gente vea el rostro amable, la buena voluntad de la empresa, sin saber que son timados y engañados de la manera más inocente. Esta misma historia se repite en otras comunidades donde llega la empresa con su megaproyecto.

 DENUNCIAMOS que existen ONG’s (Organizaciones no gubernamentales), Cooperativas y Asociaciones Civiles (A.C) que promueven el capitalismo verde así como el despojo de nuestros territorios; lo más grave es que predican y adoptan la bandera de defensores de los mayas pero sólo buscan un beneficio propio, venden a las comunidades mayas al mejor postor, como son, las grandes agencias financiadoras para obtener jugosos recursos económicos; además, para acertar lo hacen EN NUESTRO NOMBRE.

Otros, lucran con el patrimonio cultural y biológico que está en nuestro territorio, lo que hemos conservado durante siglos, no necesitamos que nos vengan a decir lo que tenemos qué hacer, tal es el caso de una organización llamada FUNDACIÓN MELIPONA MAYA A.C., cuyo presidente es el francés Stephane Palmieri, este nefasto personaje asegura haber logrado salvar de la extinción a la especie de abeja endémica de Yucatán melipona bechii, a través de la conformación de 9 cooperativas en las comunidades mayas, según entrevista publicada por Realidades Quintana Roo el 15 de septiembre de 2018.

LEER MÁS:  Descubren 60 mil estructuras ocultas de la civilización maya

Este personaje asegura que “descubrió la biología” de la abeja, cuando sabemos que su actividad es producir miel de la melipona bechii para mandarla a un laboratorio extranjero que produce cosméticos haciendo un gran negocio, abusando de los conocimientos ancestrales de los abuelos y abuelas que durante siglos han conservado esta abeja propia de la Península; denunciamos que esto es también DESPOJO.

DENUNCIAMOS que a principios del mes de agosto de este año, el empresario Jacobo Xacur Eljure dueño de los ranchos ganaderos San Martín, San Fernando, San Marcos, Dzonot Pinto y Rancho Alegre; ubicados en las inmediaciones de la comunidad de Dzonot Carretero en el oriente de Yucatán, está realizando fumigaciones aéreas (helicóptero) con poderosos pesticidas y otros agrotóxicos, causando la muerte masiva de abejas en toda la región y está afectando plantíos de calabaza y sandía, ya que el viento lleva el veneno a parcelas y apiarios, así como también se está contaminando el agua de la zona ya que existen varios ojos de agua dulce en las cercanías de los ranchos donde se realiza las fumigaciones; este empresario presume tener permiso de las autoridades correspondientes.

DENUNCIAMOS a un empresario llamado Pablo Mendoza, está causando destrozos en las colmenas del municipio de Morelos en Quintana Roo, específicamente en el ejido de la Candelaria, donde hace unos días fumigó su sembradío de chile habanero con un pesticida llamado fipronil causando la muerte de miles de abejas en 300 colmenas, sin que las autoridades atiendan el caso resarciendo el daño a los afectados. Hace unos días realizó una segunda fumigación matando a las abejas de los apiarios de las comunidades de Kancabchen, San Felipe I, Nueva Reforma y Saczuquil, cercanas al terreno fumigado.

DENUNCIAMOS que están en puerta más aprobaciones de megaproyectos de parques eólicos y solares dirigidos a las comunidades mayas de la península y que están destinados a despojarnos de nuestro territorio. La empresa-gobierno y su capitalismo verde han puesto sus ojos en la Península de Yucatán y le han asignado un valor comercial a nuestros recursos naturales sin importarles si lo contaminan o lo destruyen, eso no tiene importancia, lo realmente valioso para ellos es cuánto dinero van a ganar para beneficio de unos pocos, de lo que para nosotros es parte de nuestra vida como pueblos mayas, para ellos es parte de sus negocios y sus jugosas ganancias.

LEER MÁS:  Nora, la graduada cuyos padres enternecieron las redes sociales, irá a Canadá a continuar sus estudios

 DENUNCIAMOS al Estado Mexicano por las políticas públicas que son diseñadas para despojarnos de nuestros territorios, en nombre de un falso desarrollo, aprobando megaproyectos a empresas extranjeras y nacionales, que sólo buscan arrebatarnos lo que históricamente es nuestro.

Por todo lo expuesto anteriormente y buscando la verdadera justicia para nosotros como pueblos indígenas.

EXIGIMOS a las autoridades correspondientes la cancelación definitiva de los parques eólicos y solares aprobados para la Península de Yucatán, así como la NO APROBACIÓN de nuevos proyectos.

 EXIGIMOS que cese la simulación llamada CONSULTA INDÍGENA ya que es NO VINCULANTE, lo cual no genera una responsabilidad ni obligación de la empresa para cumplir la decisión tomada.

EXIGIMOS el pleno respeto a nuestros derechos humanos y colectivos plasmados en la Constitución Mexicana y en los tratados internacionales firmados por México referentes al derecho indígena.

 EXIGIMOS una investigación exhaustiva al proyecto de la MELIPONA MAYA A.C. a su presidente Sthepane Palmieri y que se le apliquen las leyes aprobadas en la materia.

EXIGIMOS una investigación exhaustiva sobre el problema de las fumigaciones en Dzonot Carretero, se deslinden responsabilidades entre las autoridades que concedieron los permisos para las fumigaciones, que el empresario pague por los daños causados a las parcelas y apiarios.

EXIGIMOS justicia para las comunidades de José María Morelos, Quintana Roo, afectadas por las fumigaciones del empresario Pablo Mendoza y la reparación total de los daños causados por sus fumigaciones.

 EXIGIMOS que cese el despojo de nuestro territorio que hacen en nombre del desarrollo con la aprobación de proyectos que ocupan grandes extensiones de tierra, mismas que serán deforestadas, causando graves desequilibrios ambientales, lo que nosotros hemos padecido en nuestras comunidades por muchos años.

EXIGIMOS la suspensión de tres procedimientos en curso para la adjudicación de grandes obras de infraestructura energética en el Istmo de Tehuantepec (Oaxaca) y en territorio Cucapáh y Seri que provocarán importantes conflictos socio-ambientales.

LAS EMPRESAS NACIONALES Y EXTRANJERAS QUE DIVIDEN, ENGAÑAN Y DAÑAN NUESTRAS COMUNIDADES, LES DECIMOS QUE NO VAMOS A PERMITIR MÁS ABUSOS DE SU PARTE, QUE DENUNCIAREMOS LAS VIOLACIONES QUE HACEN A NUESTROS DERECHOS HUMANOS Y A NUESTRAS FORMA DE VIDA.

LOS MAYAS QUE FORMAMOS LA ASAMBLEA DE DEFENSORES DEL TERRITORIO MAYA MÚUCH’ XÍIMBAL, ESTAMOS DISPUESTOS A CONTINUAR CON ESTA LUCHA POR LA REIVINDICACIÓN DE NUESTROS DERECHOS Y POR LA DEFENSA DE NUESTRO TERRITORIO, EN MEMORIA DE NUESTRO ABUELO JACINTO CAN EK QUIEN DIO SU VIDA 1761 EN EL PUEBLO DE KISTEIL.

NUESTRA VOZ RESUENA POR LOS 4 RUMBOS DE LA PENÍNSULA Y DICE:

¡NO LO VAMOS A PERMITIR!

ASAMBLEA DE DEFENSORES DEL TERRITORIO MAYA MÚUCH’ XÍIMBAL.

TICUL, YUCATAN, MEXICO.

SEPTIEMBRE DE 2018.

Si quieres informarte más, visita: Regeneración

loading...

Comentar con facebook