Ciudadanos llaman a agruparse ya que ni las autoridades ambientales ni las de desarrollo urbano son capaces de parar la masacre.

 

A´lvaro

Regeneración 10 de mayo de 2016.- Reservas naturales de la Ciudad de México están siendo destruidas por las construcciones que se establecen en sitios protegidos, denunciaron civiles residentes de Álvaro Obregón y Cuajimalpa.

Para los habitantes, los desarrolladores inmobiliarios consumen vorazmente los recursos de la zona en la que se instauran como compartió una lectora en el correo de REGENERACIÓN.

“La proliferación de construcciones irregulares, tienen como efecto la modificación de usos de suelo, reducciones en el suministro de agua, destrucción de nichos ecológicos, tala indiscriminada de árboles, generación de caos vial y problemas de movilidad, inseguridad y exclusión social (gentrificación)”, compartió.

Mientras los vecinos de Cuajimalpa, representados por Reberca Herrera pusieron como ejemplo la Barranca de la Malinche.

“Es una barranca (La Malinche) que corre paralela a la Calzada de los Leones y una de las zonas con mayores proyectos inmobiliarios. Tiene una extensión de 47.19 hectáreas, pero en tan sólo un kilómetro se ejecutan cinco grandes proyectos, que van a devastar la barranca. Los desarrolladores llaman a uno ‘bosque encantado’ y van a destruir el bosque real para hacer algo que llaman ‘encantado’, es impresionante.

LEER MÁS:  Prisión preventiva a Julio Serna, jefe de gabinete de Miguel Ángel Mancera

Pero este no es caso aislado en la Ciudad de México, ya que otras demarcaciones la sufren: Benito Juárez, Azcapotzalco, Cuauhtémoc, Gustavo A. Madero, Álvaro Obregón, Cuajimalpa, La Magdalena Contreras, Miguel Hidalgo; Zona sur Coyoacán, Tlalpan, Xochimilco, Tláhuac, Milpa Alta; Zona oriente Venustiano Carranza, Iztacalco, Iztapalapa.

Es un problema del que somos víctimas por la intransigencia de la autoridad que favorece directamente a la iniciativa privada, ya que estos Mega Proyectos están dirigidos a grupos sociales de diferente poder adquisitivo, lo cual abre a un más la brecha social al profundizar las desigualdades socio espaciales.

LEER MÁS:  Hombre abusa sexualmente de una niña; la mamá dice que fue un perro

Ante esta problemática, ciudadanos directamente afectados están ejerciendo su derecho de asociarse libremente para tomar parte en forma pacífica de los asuntos que socialmente nos competen.

Por ejemplo, los vecinos de Álvaro Obregón buscan darle una salida honesta e inmediata a esta situación. Sin embargo, se siguen encontrando con la burocracia inoperante y protectora, la cual evidencia y confirma la impunidad y corrupción que se vive en la ciudad.

“El gobierno ignora dolosamente que debe regular en beneficio social no privado”, dicen en un comunicado, “por lo que lanzamos un S.O.S a los habitantes del Distrito Federal para frenar la destrucción de nuestra identidad como pueblos originarios”.

Si usted está interesado en participar, comuníquese a correo [email protected]

O al Facebook Pueblo Tizapán Oficial, con la responsable, la socióloga. Lorena Yoloxochitl Gómez Valdez.

Con información de La Jornada.