Cuerpos enterrados ilegalmente en Morelos con signos de tortura

De los 117 cuerpos encontrados en Tetelcingo, Morelos, 84 presentan mutilaciones, disparos, heridas con armas punzocortantes o están incompletos, según un informe realizado por la Universidad de Morelos, lo que podría significar encubrimiento.

 

Tetelcingo

Regeneración, 24 de agosto de 2016.- Al menos 84 cuerpos de los 117 que la Fiscalía del estado de Morelos enterró ilegalmente en una fosa común del panteón de la comunidad de Tetelcingo, Morelos, presentaron signos visibles de tortura física.

Lo anterior se asentó en el informe “Fosas Clandestinas de Tetelcingo: Interpretaciones Preliminares”, presentado el martes por Javier Sicilia, expertos forenses independientes de la Universidad del Estado de Morelos (UAEM) y familiares de víctimas.

El 2014 se descubrieron dos fosas en un predio privado en el panteón de Tetelcingo; ahí, la Fiscalía del Estado sepultó de manera ilegal más de 100 cuerpos, motivo por el que en 2015 se abrió una investigación al interior contra varios de sus funcionarios y exfuncionarios.

LEER MÁS:  Cae 11 policías municipales por 16 homicidios en Nicolás Romero

Desde junio pasado por la presión de varias organizaciones, las autoridades anunciaron la conclusión de los trabajado de exhumación de los cadáveres para investigar el material genético de los cuerpos y comprarlos con los de familaires de personas desaparecidas.

Como resultado de estas labores, los peritos de la UAEM que participaron, documentaron que 84 cuerpos fueron enterrados con evidentes signos de violencia física y tortura, lo que en opinión de los expertos podría significar “encubrimiento de delitos” de las autoridades morelenses.

Entre los signos de violencia se registraron cuerpos con impacto de bala en el cerebro, lesiones producidas por armas punzocortantes, quemaduras en prendas o partes del cuerpo, cráneo ausente sin explicación forense, cráneos fragmentados o fracturados, fracturas de huesos, amputaciones, órganos extirpados sin explicación, cuero cabelludo separado del cráneo, entre otros horrores.

Por si fuera poco, al menos 12 cuerpos fueron sepultados sin que se les haya practicado la autopsia de ley y 34 cuerpos no estaban vinculados a ninguna indagatoria sobre el motivo de la muerte.

LEER MÁS:  Cae 11 policías municipales por 16 homicidios en Nicolás Romero

Por otro lado, Roberto Villanueva, el programa de Atención a Víctimas de la UAEM y el activista Javier Sicilia denunciaron las condiciones en que fueron hallados los 117 cuerpos, mismos que fueron sepultados de la misma manera en que lo hacen grupos criminales como los Zetas.

Los signos, “dan cuenta de una inhumación con características de clandestinaje, similares al patrón de inhumaciones ilícitas realizadas en zonas controladas por grupos criminales”, dice el informe.

Vía Animal Político.

Aquí está el informe completo:

Informe Tetelcingo by http://www.animalpolitico.com on Scribd