Denuncian a padres ausentes y deudores alimenticios. Varias colectivas y organizaciones feministas de diferentes partes de la República Mexicana, como Marea Verde, convocaron a participar.

Denuncian a padres ausentes y deudores alimenticios en tendederos

Regeneración, 20 de junio del 2021. La organización Marea Verde convocó a las seguidoras de sus redes sociales a participar en un tendedero virtual para denunciar a padres ausentes y deudores alimenticios.

En el marco del Día del padre, la organización indicó que para participar es necesario enviar un texto, con el nombre de la persona a la que quieren denunciar, una foto, testimonio y algunas evidencias. Otros colectivos y organizaciones feministas invitaron a las mujeres a sumarse a esta iniciativa con el hashtag #FelízDíaDelPadreAusente.

Algunos de los estados en los que las convocatorias trascendieron a realizar el tendedero de forma presencial son San Luis Potosí, donde se colocó en la Plaza de Armas; en Hermosillo, Sonora, se instaló afuera del Mercado Municipal; en Hermosillo, Tabasco, también se realizó en Plaza de Armas, y en Veracruz, en el parque Apolinar Castillo de Orizaba.

Los tendederos se han ocupado por las mujeres en diferentes espacios; la mayoría de las veces se ha utilizado para denunciar y señalar agresores, es decir, hombres que hayan ejercido cualquier tipo de violencia de género.

Es una herramienta de expresión que ha permitido que víctimas relaten su testimonio o denuncien sin ser revictimizadas o señaladas. Además, se ha utilizado para visibilizar la falta de acción y encubrimiento de las instituciones ante casos de violencia de género, como acoso y abuso sexual.

¿Cómo surgió?

La primera vez que se realizó un tendedero fue en 1978, la artista y crítica de arte feminista Mónica Mayer realizó la obra conceptual para la exposición “Salón 77-78: nuevas tendencias”; la cual se inauguró el 22 de marzo de ese año en el Museo de Arte Moderno de la Ciudad de México.

La artista pidió a varias mujeres, de diferentes edades, clases sociales y profesiones que completaran la siguiente frase, impresa en un papel rosa: «Como mujer lo que más detesto de la ciudad es…».

El Tendedero fue la obra conceptual que originó el artivismo, «una pieza de denuncia en la que claramente lo personal se vuelve político”, de acuerdo con Mayer. Desde ese momento los tendederos se empezaron a replicar en diferentes momentos cumbre en la historia del movimiento feminista y de las mujeres en México.