Descubren Tzompantli con cráneos humanos en el centro de la CdMx

De acuerdo a los primeros cronistas de la Gran Tenochtitlan en este lugar había entre 6 y 7 Tzompantli construidos en honor a Huizilopochtli.

Regeneración, 30 de octubre del 2020.Debajo del edificio ubicado en la calle de Guatemala #24 en el Centro Histórico de la Ciudad de México, fue encontrado el Huey Tzompantli.

De acuerdo a los cronistas de la época como Bernal Díaz del Castillo, Andrés de Tapia y Fray Bernardino de Sahagún.

En la Gran Tenochtitlan había entre seis o siete Tzompantli, de los cuales el más importante era el Huey Tzompantli o también conocido como gran Tzompantli.

Dichas edificaciones fueron construidas en honor del dios Huitzilopochtli, deidad relacionada con al sol y a la guerra.

LEER MÁS:  Sheinbaum descarta pasar a semáforo rojo; podría haber más restricciones

Lorena Vázquez Vallin es jefa del Programa de Antropología Urbana (PAU), quien señala que los trabajos se han venido realizando desde 2015. Pues en bajo de este edificio que se encuentra muy cerca del Zócalo de la Ciudad de México y donde anteriormente se encontraba el Templo Mayor.

En dicho lugar fueron hallados fragmentos de cráneos y mandíbulas. De acuerdo a los mismos antropólogos en este lugar podría haber un mínimo de 221 personas.

Así mismo, se señala que estos vestigios datan de entre 1486 y 1502.

Paredes con cráneos humanos

En las crónicas de Andrés Tapia, un soldado de Cortés, se mencionaba de pareces con cráneos humanos.

Sin embargo, en un principio se pensó que podrían ser figuras hechas como adornos, pero con los actuales descubrimientos se confirma que son cráneos reales utilizados como parte de la construcción.

LEER MÁS:  Cada vez hay menos personas en el plantón de FRENA: Sheinbaum

Se cree que los cráneos son parte de personas cautivas que habían llegado a Tenochtitlan con la intención de ser sacrificados a Huitzilopochtli.

Con los estudios que se están realizando se espera conocer de qué poblaciones provenían, aunque se ha señalado que la edad promedio de lso sacrificados es de 25 años.

El arqueólogo Raúl Barrera, quien es el encargado del PAU, espera que en un futuro próximo este lugar pueda ser un museo donde se expongan dichos hallazgos y sea gratuito.