Algunos medios como Latinus, Televisa o Milenio publicaron recientemente que un estudio de la UNAM indicaba que la bacteria del hongo negro se encuentra en el aire de la Ciudad de México. Sin embargo, la máxima casa de estudios lamentó la “desinformación” y la falta de rigor en los titulares de algunos medios de comunicación.

Desmiente la UNAM notas sobre el hongo negro

Regeneración, 12 de julio de 2021. La Universidad Autónoma de México (UNAM) dio a conocer recientemente su estudio sobre la calidad de la atmosfera de la Ciudad de México (CDMX), en el que menciona que existen bacterias causantes de laringitis, faringitis, asma, alergia, edema pulmonar o enfermedad pulmonar obstructiva crónica.

Muy pronto, medios de comunicación como Latinus, Milenio, Televisa, El Financiero, ADN 40 y La Silla Rota publicaron “información imprecisa” en la que aseguran que el hongo negro era causado por una bacteria que flotaba en la atmosfera de la Ciudad de México, señalaron especialistas.

Científicos especializados desmintieron la información y pidieron tener cuidado con las palabras que se publican, ya que pueden causar desinformación.

La CCA UNAM publicó en Twitter: “Compartimos información oficial de la investigación del CCA sobre la “Microbiota en la CDMX”, la cual no está relacionada con el “hongo negro”. Lamentamos que @NTelevisa_com y @ElFinancieroMx modifiquen sus titulares sin cuidar el rigor científico y promuevan la desinformación”.

La máxima casa de estudios asevera que la microbiota encontrada en la atmosfera
no está relacionada con la enfermedad del hongo negro y que aunque las esporas
del hongo Mucor son comunes en el aire, esto no implica que sea un detonante de la enfermedad.

Lamentable propagación de la infodemia

Ante las publicaciones de Latinus, Televisa, medios como el de Luis Cárdenas y más, científicos como Héctor L. Frisbie lamentaron la desinformación y aseguró que: “Este es un buen ejemplo del efecto dominó de la infodemia y el bajo nivel profesional de la práctica periodística

La mediocridad se cura. El único requisito es querer

¡ASESÓRENSE!