Compartir

El sacerdote Pedro Gutiérrez Farías, implicado directo en abusos y violencia contra más de 100 niños, recibió ayer el inmbueble de la Ciudad de los Niños y podría reabrirlo en 3 meses. A más de un año, no ha sido vinculado a proceso

Reforma

Regeneración, 7 de septiembre de 2018.- El sacerdote Pedro Gutiérrez Farías, implicado directo en diversos abusos contra niñas, niños y adolescentes en el albergue Ciudad de los Niños, recibió ayer el inmueble de manos del gobierno de Guanajuato. Además, no fue vinculado a proceso en ninguna de las carpetas de investigación, y anunció que el albergue volverá a operar en un plazo máximo de tres meses, una vez que reciba las autorizaciones correspondientes.

De acuerdo con reportes de la prensa local, el inmueble de la Ciudad de los Niños fue entregado ayer al apoderado legal del sacerdote Pedro Gutiérrez Farías por parte de autoridades del Sistema DIF Guanajuato y de la Procuraduría General de Justicia estatal (PGJE).

Luego de una reunión a puerta cerrada que duró más de hora y media, el sacerdote salió por una de las puertas laterales del inmueble a bordo de un automóvil de color negro sin detenerse.

Esta acción podría marcar la fase final del proceso legal que involucró al sacerdote y otras personas por abusos en contra de las y los menores de edad.

LEER MÁS:  Peña Nieto le falló también a la niñez: Nadie ha caído por “Ciudad de Los Niños”

No obstante, la versión de la autoridad es que el inmueble fue devuelto porque genera gastos administrativos y operativos al DIF, de acuerdo con el subprocurador de Servicios Jurídicos y Atención a Centros y Organizaciones de Asistencia Social, Jorge Alberto Santos López, quien añadió que aún están abiertas ocho carpetas de investigación por diferentes cuestiones, aunque no especificó los asuntos.

El apoderado legal del cura agregó que se iniciarán los trámites para obtener las licencias correspondientes, con el fin de que el sacerdote Gutiérrez Farías vuelva a operar el albergue para menores. Mientras eso ocurre, volverá a vivir en el inmueble.

El predio donde operaba el albergue permaneció bajo resguardo del DIF estatal por más de un año, luego del escándalo. A la fecha, varias niñas, niños y adolescentes siguen a cargo de esa institución.

Por lo que respecta a ellos, la autoridad del DIF estatal informó que 35 de ellos permanecen bajo su resguardo, específicamente en el Centro Integral de Atención a Niñas, Niños y Adolescentes (CIANNA) en Guanajuato. Treinta y siete de ellos fueron reintegrados a sus familias, con lo cual se completan 72.

Gobierno de Guanajuato no procesó a cura

El día de ayer también se informó que la PGJE Guanajuato “exoneró” al sacerdote Gutiérrez Farías por los presuntos abusos cometidos en contra de los más de cien niños, al no vincularlo a ninguna causa penal, a pesar de existir cinco causas penales.

LEER MÁS:  Artistas y activistas promueven #GraciasLydiaCacho para obtener justicia

Además, la procuraduría estatal tampoco fincó responsabilidades a funcionarios del DIF estatal, DIF municipal de Salamanca ni del Registro Civil, señalados por actuar en complicidad con el sacerdote en perjuicio de los niños.

Las denuncias también iban dirigidas a colaboradores del cura, como Xóchitl Tapia (monja, acusada de violencia familiar), así como Leandro Martín Bermúdez Armenta (maestro de música, por privación ilegal de la libertad) y Aurelio Gutiérrez Anguiano (abuso sexual, pero logró un acuerdo reparatorio con la víctima).

“El gobierno de Guanajuato ha sido complaciente con el sacerdote”: Redim

Juan Martín Pérez García, director ejecutivo de la Red por los Derechos de la Infancia (Redim) que agrupa a varias docenas de organizaciones, lamentó la decisión y habló del respaldo que el sacerdote Pedro Gutiérrez ha recibido por parte de autoridades del gobierno de Guanajuato:

“Hay que recordar que el propio gobernador Márquez es el que promueve castigo corporal a niños y niñas. También salió a defender al sacerdote Pedro Gutiérrez diciendo que es una buena persona y no hubo denuncia. El secretario de Gobierno también lo hizo y el propio procurador Zamarripa”.

Pérez García acusó al procurador de Guanajuato de no cumplir con su obligación legal de proteger a niñas y niños víctimas de delitos, sobre todo porque tienen conocimiento de que algunas de las víctimas del albergue “fueron amenazadas de muerte si mantenían las denuncias en contra del sacerdote Pedro Gutiérrez”.

LEER MÁS:  Adulto exitoso el infante que participa en tareas domésticas

Como informamos en Regeneración el pasado 4 de septiembre, a más de dos décadas de denuncias en contra del sacerdote Pedro Gutiérrez Farías, y luego de un año de haberse integrado la carpeta de investigación por el escándalo en contra de niñas niños y adolescentes del albergue “Ciudad de los Niños”, ni el cura ni persona alguna han sido llamados a declarar.

Por ello, organizaciones de la sociedad civil defensoras de los derechos de la infancia entre las que se encuentra Redim, han acudido a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) para evaluar la salud de la integridad de los niños, así como para hacer valer la sentencia de amparo que ordena medidas de protección cautelar a su favor.

Más importante, explicaron cómo ha funcionado la cadena de complicidades entre la PGR, las autoridades de Guanajuato –incluyendo al gobernador- y la misma Iglesia católica.

En ese sentido, hicieron un llamado al papa Francisco, ahora que se encuentra pidiendo perdón alrededor del mundo por los curas pederastas, para que mire el caso mexicano y tome cartas el asunto.

Con información de AM, Correo, El Sol de Salamanca y Animal Político

Si quieres informarte más, visita: Regeneración

loading...

Comentar con facebook