De acuerdo con expertos australianos, el monitoreo de esta especie ha permitido mejorar y hacer más precisos los estudios sobre las tortugas.

Regeneración, 10 de junio del 2020. Miles de tortugas verdes arribaron a Australia para anidar en las costas de la Gran Barrera de Coral, lugar donde nacieron.

Su llegada fue captada por drones dirigidos por científicos del Departamento de Medio Ambiente y Ciencia del Gobierno de Queensland (DES) y de la Fundación Great Barrier Reef.

El monitoreo de esta especie ha permitido mejorar y hacer más precisos los estudios sobre las tortugas, aseguran especialistas.

Gracias a esta técnica se pudieron contabilizar cerca de 64 mil tortugas nadando al rededor de la isla.

Los especialistas esperan que en el futuro puedan automatizar los recuentos de las imágenes de vídeo utilizando inteligencia artificial.

Con los datos recabados se podrá comprender el comportamiento de estos ejemplares que migran largas distancias entre las zonas donde se alimentan y el lugar donde nacieron, incluso 35 años después.

La caza, la recolección desmesurada de sus huevos, la pérdida de sitios de anidación y los accidentes con los aparatos de pesca son algunos de los peligros a los que se enfrentan estos animales.