El cuerpo de Duarte utiliza grasa para dar energía a su corazón y cerebro

Javier Duarte inició un ayuno parcial desde el pasado 17 de agosto para protestar por la supuesta persecución política en su contra.

Regeneración, 27 de agosto de 2017.- Se han cumplido diez días desde que Javier Duarte inicio la huelga de hambre por la supuesta ‘cacería de brujas’ contra él y sus exfuncionarios.

Para este momento, el cuerpo del exgobernador de Veracruz ha comenzado a metabolizar grasa para dar energía a órganos vitales, como el corazón y cerebro.

De acuerdo con el especialista Francisco Gómez, internista endocrinólogo e investigador del Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán, aunque consume miel y se mantiene ingiriendo líquidos, reporta pérdida de peso, es probable que su cuerpo haya comenzado a consumir sus reservas, provocando trastornos en las funciones de sus órganos.

El exmandatario inicio un ayuno parcial desde el pasado 17 de agosto para protestar por la persecución política en su contra.

Según el especialista, las consecuencias del ayuno de Javier Duarte van desde la desnutrición, deficiencias de vitaminas, trastornos de electrolitos y pérdida de peso acelerada hasta llegar a la cetosis, probablemente el estado en que se encuentre ahora.

LEER MÁS:  Identificados los asesinos de periodistas Mollinedo y García

Esta situación es la alta producción de cuerpos cetónicos para proveer de energía a los órganos mediante un proceso metabólico que transforma la grasa en energía.

El doctor explica que comer miel, como lo hace Duarte es para evitar que órganos vitales como riñones, cerebro o hígado, se dañen por la falta de glucosa. De otro modo, podrían sufrir daños en su funcionamiento, además, debe tomar por lo menos un litro y medio de agua, adicionada con sodio, cloro, potasio, puesto que sus niveles disminuyen.

Consumiendo solo esos alimentos, Javier Duarte presenta perdida de grasa pues se utiliza como combustible; disminuye el sodio, el potasio y el cloro; puede haber dispepsia, es decir un trastorno digestivo que genera ardor, flatulencias y náuseas, y en algunos casos diarrea que puede agravar el déficit de electrolitos.

LEER MÁS:  Marlon Botas, prófugo y acusado de feminicidio pide libertad de sus padres

En el caso del exgobernador, quien sufre depresión y algunas enfermedades crónicas, podría haber más complicaciones.

De acuerdo con el especialista, los sujetos que mueren por ayuno de protesta se ha observado pérdida muscular, reducción de los depósitos de grasa subcutánea e interna, atrofia de la mucosa intestinal y otros órganos.

Los sujetos que presentan hígado graso u obesidad como Javier Duarte, tienden a disminuir su peso y probablemente mejoren del hígado en ayunos menores de 10 días.

Puede sufrir daños irreversibles

En un ayuno absoluto, a partir del segundo día, el cuerpo activará mecanismos de ahorro de energía y comenzará a disminuir las funciones de cada órgano y consumirá sus reservas de glucosa alojadas en los músculos y el hígado.

El doctor explicó que por los días de ayuno los cuerpos cetónicos, es decir, la grasa, se acumula en sangre y está tratando de convertirse en energía, situación que daña al corazón y cerebro.

 

 

Con información de El Universal