Compartir

8 de junio Día mundial de los Océanos. De 50% a 80% de la vida está en los océanos y son los pulmones del planeta  

Regeneración, 8 de junio del 2018. Hace 10 años que las Naciones Unidas designaron el 8 de junio como el Día Mundial de los Océanos. Fue propuesto por primera vez en 1992 en la Cumbre de la Tierra en Río de Janeiro.

La idea es crear conciencia sobre el papel crucial que los océanos desempeñan en nuestras vidas y las distintas maneras en que las personas pueden ayudar a protegerlos.; señaló la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

Dos terceras partes de la superficie de la tierra están cubiertas por agua, que en su mayoría se conforman por los océanos, éstos cumplen muchas funciones para que las condiciones de vida sean las necesarias para poder desarrollarnos en el planeta.

Ayudan a regular el clima y el tiempo y proporcionan oxígeno y alimentos, así como otros efectos beneficiosos para el medio ambiente y para la sociedad y la economía en general .

¿Por qué son tan importantes?

Los océanos actúan como pulmones del plantea. Proporcionan la mayor parte del oxígeno que respiramos.

También son fuente de alimento y medicinas y parte fundamental de la biosfera. La «economía azul» del océano es eje central de nuestras vidas: los productos del mar son la principal fuente de proteínas para al menos una de cada cuatro personas en el mundo (Naciones Unidas).

Aunado a esto son ecosistemas en dónde se abriga a una gran parte de la biodiversidad del planeta, considerando que apenas y se conoce el 5% de los océanos.

En la actualidad por el estilo de vida tan rápido que se lleva, nuestros hábitos de consumo se han propiciado al uso excesivo de plásticos y materiales no biodegradables que han llevado a un punto crítico a las especies que habitan en los oceános teniendo como consecuencia un desequilibrio ecológico, además de las prácticas inadecuadas de pesca y de políticas públicas que no aseguran estabilidad ni funcionalidad para los pulmones de la tierra.

Datos y cifras

  • Los océanos cubren más de 70% de la superficie del globo. Solo el 1% de la superficie oceánica está protegida.
  • Entre un 50 y un 80% de la vida en la Tierra se encuentra bajo la superficie del océano, que constituye 90% del espacio habitable del planeta. Menos de 10% de este espacio ha sido explorado hasta ahora por el Hombre.
  • Un conjunto de organismos marinos minúsculos llamados fitoplancton producen la mitad del oxígeno de la atmósfera mediante la fotosíntesis.
  • Los océanos contienen 96% de todo el agua de la Tierra. El resto es agua dulce que se encuentra en forma de ríos, lagos y hielo.
  • El océano absorbe anualmente cerca del 25% del CO2 que se agrega a la atmósfera debido a la actividad humana, reduciendo así el impacto de este gas con efecto de invernadero en el clima.
  • El conjunto de los ecosistemas costeros que actúan como sumideros de carbono, como los manglares, las marismas salinas y las praderas submarinas pueden contener una cantidad de carbono cinco veces superior a la de los bosques tropicales.

Como reflexión, el océano es el regulador de la tierra, el océano no depende de nosotros, nosotros dependemos de él, está en nuestras manos mantener las condiciones ideales para poder seguir viviendo en buenas condiciones en éste planeta, o al menos no ser parte del problema para que la situación empeore.

Contra la contaminación de los Oceanos

Reducir los desechos y el uso de plásticos resulta imprescindible para frenar la contaminación de los océanos, proteger la salud pública y evitar, entre otras cosas, que para 2050 haya más plásticos que peces en el mar.

Esta fue una de las principales conclusiones de la Conferencia de los Océanos, que finalizó hoy en la sede de Naciones Unidas con un “llamamiento a la acción” que busca revertir el deterioro y la sobreexplotación de los fondos marinos.

“Ya no podemos fingir que no sabemos que si usamos bolsas y botellas de plástico, esos desechos acabarán en el océano, dentro de los peces y, finalmente, dentro de nuestros cuerpos”, afirmó el presidente de la Asamblea General, Peter Thomson.

La Asamblea General aprobó hoy en consenso una declaración dirigida a la consecución del objetivo 14 de la agenda 2030, con especial atención a la contaminación derivada de actividades humanas perjudiciales como la emisión de gases nocivos, las sustancias peligrosas y, en particular, los plásticos y microplásticos.

Según la ONU, cada año 8 millones de toneladas de plástico van a parar a los océanos, que son ingeridos por los animales marinos y ascienden por la cadena alimentaria hasta llegar a nuestros platos.

La organización calcula que, si esta tendencia continúa, es probable que en 2050 haya más plásticos que peces en los océanos, puesto que la contaminación ya está presente en todos los fondos marinos, incluso en el Ártico.

“Se ha hecho visible que la agenda para la conservación de los océanos y la agenda climática están estrechamente ligadas. (…) Y por primera vez, hemos reconocido que es un asunto de supervivencia humana”, aseguró la viceprimera ministra sueca, Isabella Lövin, cuyo país ha sido organizador de la conferencia.

El llamamiento a la acción es el resultado de cinco días de diálogos en los que los participantes reconocieron la capacidad de los océanos para actuar como “reguladores del clima” y como “un motor” del desarrollo económico sostenible y del crecimiento. 

Si quieres informarte más, visita: Regeneración

loading...

Comentar con facebook