Compartir

Entre los tipos de comensales se encuentran también los celiacos, frugívoros y macrobióticos, entre otros. Vegetarianos o veganos son los tipos más conocidos

 

Regeneración, 29 de julio de 2018.- El 20 por ciento de los mexicanos ha reducido o eliminado por completo el consumo de carne o alimentos derivados de animales como parte de las nuevas tendencias vegetarianas o veganas que están creciendo a un ritmo acelerado entre los más jóvenes.

De acuerdo a la información recabada por Gourmet Show -uno de los principales festivales gastronómicos de México-, cada vez son más los jóvenes, sobre todo mujeres, que desechan el consumo de carne o derivados.

Alfredo Cordero, director Creativo de Tradex, la principal empresa mexicana de exposiciones y que trae a México la 12 edición de Gourmet Show, dijo que hay diferentes tipos de comensales, que son analizados a través de la trofología, la disciplina que estudia la nutrición de los seres vivos para tener una salud óptima.

Detalló que anteriormente sólo se conocían dos tipos de comensales: omnívoros y vegetarianos.

Sin embargo, con el paso del tiempo la clasificación se ha diversificado en regímenes muy estrictos y especializados, y hay cifras que refieren que el 20 por ciento de los mexicanos ya está en una clasificación vegetariana o similar.

Tipos de comensales

Los omnívoros consumen todo tipo de carne, vegetales, frutas, legumbres, entre otros, mientras que los vegetarianos sólo comen vegetales y frutas, pero no tienen una ideología establecida.

Mientras que los veganos comen vegetales, frutas, semillas y cereales, tienen una creencia muy marcada de respeto al cuidado, conservación y al no consumo de ningún producto de origen animal, y no aceptan el maltrato ni explotación de los animales.

LEER MÁS:  AMLO fue al cardiólogo por una revisión de rutina

Cordero resaltó que también están los crudi-veganos, quienes solamente consumen frutas y vegetales crudos, “no cocinan nada y no comen nada que rebase los 35 grados, ya que después de esto, los alimentos pierden propiedades”.

También está el frugivorismo, que son aquellas personas que únicamente consumen fruta madura de plantas y árboles.

O la persona macrobiótica que, contrario a los crudi-veganos, comen alimentos cocinados, ya que tienen la creencia de que al hacerlo eliminan contaminantes.

También se encuentran los ovo-lácteo-vegetarianos, cuya dieta incorpora vegetales, frutas, lácteos y huevos.

Además, están las personas pece-vegetarianas, que comen frutas, verduras, pescados y mariscos.

Por su parte, los celiacos son personas que no consumen productos que incluyan o se deriven del trigo, cebada y centeno y comúnmente este régimen se sigue debido a problemas de salud e intolerancia al gluten.

Mientras que dieta paleo hace referencia a la alimentación paleolítica: semillas, cereales, proteína vegetal o animal, que se consumen principalmente para aumentar la masa muscular y es una dieta muy común para los deportistas.

El Gourmet Show, que promueve la alimentación de calidad, productos y servicios de alimentos en México, se realizará del 30 de agosto al 1 de septiembre de 2018 en las instalaciones del WTC de la Ciudad de México, a la par de Expo Café y el Salón del Chocolate y Cacao.

LEER MÁS:  AMLO fue al cardiólogo por una revisión de rutina

¿Qué es la trofología?

Hasta el momento no tiene fundamentos científicos, pero son muchos los profesionales de la medicina que concuerdan en que no representa mayor riesgo para la salud.

La trofología estudia la nutrición: los géneros de alimentos, en qué orden comerlos en las distintas ingestiones diarias, cómo mezclarlos y cuáles se pueden utilizar como medicina preventiva.

Los estudios de la trofología engloban una serie de recomendaciones alimentarias y nutricionales que se basan en la combinación y acidez de los alimentos.

En la digestión, el estómago segrega distintos ácidos o jugos digestivos según el tipo de alimento que ingieres.

Por ejemplo, los alimentos proteicos necesitan enzimas y jugos gástricos distintos de los cereales.

Si los tomamos juntos se produce una mezcla de jugos con funciones distintas.

La digestión no será suficientemente eficaz y eso derivará en una mala absorción de nutrientes.

Cómo se clasifican los alimentos

Según la trofología, podemos clasificarlos de esta forma:

Proteínas: hongos y levaduras, quinoa, soya, legumbres (lentejas, garbanzos, habas), carnes, frutos secos (nuez, almendra, avellana).

Féculas: harinas (pastas, galletas, tartas); cereales integrales o refinados (trigo, avena, cebada, arroz, maíz), raíces (papa, batata), cacahuate o pistache.

Ácidos: naranja, piña, kiwi, parchita, limón, vinagre, tomate.

Grasas: aceites vegetales, aceitunas, coco, chía, sésamo, girasol.

Dulces: uva, pera, durazno, mango, cereza, higo, níspero, pasas, ciruelas, zanahoria y remolacha, miel de abeja.

Verduras: hojas verdes y hortalizas no feculentas (que no contienen almidón).

LEER MÁS:  AMLO fue al cardiólogo por una revisión de rutina

Las malas combinaciones que pueden dar pie a una mala digestión son:

  • Proteína con fécula.
  • Proteína con proteína.
  • Proteína con ácido.
  • Proteína con grasa.
  • Proteína con dulces.
  • Féculas con féculas.

El Plato del Bien Comer

Incluir fruta y verdura forma parte de una alimentación saludable; es importante consumirlas todos los días.

Organismos de salud recomiendan consumir mínimo 400 g de frutas y verduras, lo cual equivale aproximadamente a 5 porciones.

Las frutas y verduras aportan energía, fibra, minerales, vitamina A, vitamina C, algunas vitaminas del complejo B y otros nutrimentos. Un bajo consumo de frutas y verduras se puede relacionar con un mayor riesgo de desarrollar enfermedades como cáncer, diabetes y obesidad.

Tips para cumplir con la recomendación de consumo diario de frutas y verduras:

  • En el desayuno, incluye fruta, ya sea entera, rebanada, en el licuado o en el tazón de cereal.
  • Entre comidas, ingiere una manzana entera o jícama rebanada o zanahoria rallada.
  • En la comida, consume siempre ensalada fresca y/o sopa de verduras.
  • Puedes preparar ricos postres elaborados con fruta o verdura, como pastel de zanahoria, manzanas al horno, dulce de calabaza, frutas deshidratadas o comer fruta fresca como postre.
  • En tus ratos libres prepara con la familia ricas ensaladas o pizzas que contengan frutas y verduras, hagan figuras divertidas de caras o animales.
  • Agrega verduras a sopas y guisados; además de aportar nutrimentos importantes, le dan color y variedad a tus platillos
  • Otra forma de consumir fruta es preparándola en ensaladas, congelada o en raspado (smoothie).

Con información de Notimex

Si quieres informarte más, visita: Regeneración

loading...

Comentar con facebook