Estados con exgobiernos priistas cargan con las deudas públicas más altas

Chihuahua, Coahuila, Nuevo León y Quintana Roo comparten el haber tenido gobernadores del PRI acusados de corrupción y las deudas más altas por habitante. 

Regeneración, 19 de enero de 2018.- Además de haber tenido gobernador priistas acusados de corrupción, los estados de Chihuahua, Coahuila, Nuevo León y Quintana Roo comparten el tener deudas públicas más altas por habitante.

De acuerdo con dato del Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP) y de la Secretaría de Hacienda, Chihuahua es el estado con la deuda más alta, por un total de 12 mil 525 pesos per cápita.

Atrás se ubica Coahuila, con una deuda per cápita de 11 mil 974 pesos; Nuevo León, con 11 mil 806 pesos, y Quintana Roo, con 11 mil 692 pesos.

LEER MÁS:  FGJCDMX investiga a los hermanos Serna Chávez, cercanos a Miguel Ángel Mancera

En total, las deudas de estos cuatro estados representan más del 80 por ciento de sus ingresos.

El investigador del CIEP, Kristóbal Meléndez, dijo que antes de que entrara en vigor la Ley de Disciplina Financiera, en 2016, los gobiernos de las entidades fijaban su gasto sin importar si era sostenible y después terminaban cubriendo los faltantes con deuda.

En Chihuahua, el endeudamiento casi se triplicó durante la administración de César Duarte pues acumuló 47 mil 808 millones de pesos, según datos de Hacienda.

Mientras que, en Coahuila, la deuda también aumentó con los gobiernos de los hermanos Moreira. Con Humberto fue cuando más creció, llegando a los 36 mil 509 millones de pesos al cierre de 2011 cuando en diciembre de 2005, antes de que asumiera el cargo, era de 323.2 millones.

LEER MÁS:  La generación que le robó a México

Rodrigo Medina también dejó una deuda importante en Nuevo León pues pasó de 27 mil 70 millones de pesos en septiembre de 2009, un mes antes de iniciar su administración, a 63 mil 28 millones al cierre de la misma, en 20015.

En Quintana Roo sucedió lo mismo. Roberto Borge, detenido por enriquecimiento ilícito y lavado de dinero aumentó la deuda hasta 75 por ciento en su Gobierno e hizo que ésta sobrepasara los 22 mil millones de pesos.

 

 

 

Con información de Reforma