Estados Unidos financia la oposición en Venezuela, revela AP

Casi cuatro años después de que Venezuela sancionó una ley para prohibirle a Estados Unidos financiar grupos que suelen criticar al gobierno venezolano, estas organizaciones siguen recibiendo millones de dólares, según reveló un análisis de la Associated Press

corina
La opositora Corina Machado y George W. Bush

 Regeneración , 19 de julio 2014.-Casi cuatro años des­­pués de que Venezuela sancionó una ley específica que prohíbe a Estados Unidos financiar a grupos políticos en el país, algunas organizaciones opositoras siguen reci­bie­n­do millones de dólares para subvertir el orden interno.

Una investigación de la agencia estadounidense Associated Press re­veló que el Departamento de Es­tado y el Fondo Nacional por la Democracia (NED, por sus siglas en inglés), una organización sin fines de lucro financiada por el gobierno, enviaron alrededor de 7,6 millones de dólares a organizaciones venezolanas el año pasado.

LEER MÁS:  México y EU enfrentarán retos que impactan en producción agrícola

La cifra fue un 15 % mayor a la autorizada en el 2009. Al año si­guiente, la Asamblea Nacional ve­ne­zolana declaró ilegal ese tipo de financiamiento que socava la so­be­ranía nacional.

En Washington, el Senado tiene en estudio un proyecto de ley para elevar la ayuda del Departamento de Estado a los “grupos partidarios de la democracia en Venezuela” de los actuales cinco millones de dólares a 15 millones como parte del endurecimiento de la política frente al actual gobierno de Nicolás Ma­duro.

El NED omite los nombres de los destinatarios venezolanos de sus in­formes anuales y desde el 2010 el Departamento de Estado no identifica públicamente a los grupos ve­ne­zolanos que reciben fondos.

LEER MÁS:  Tras muerte de su líder Estado Islámico ataca Mali

Sin embargo, existen evidencias claras de que la NED, junto a las agencias de inteligencia de Estados Unidos, estuvo involucrada en la creación y el financiamiento de grupos como Súmate, con una activa participación en actividades violentas a mediados de la década pasada.

Uno de los fundadores de Súmate es precisamente María Corina Ma­chado, expulsada recientemente de la Asamblea Nacional y una de las cabecillas de las últimas expresiones de violencia que han costado la vida a decenas de venezolanos.

Varios gobiernos latinoamericanos también han sufrido este tipo de acciones por parte de Estados Uni­dos, entre ellos Cuba, donde re­cientemente se hizo público un es­cándalo que involucra a la Agen­cia para la Ayuda Internacional (Usaid), en actividades subversivas a través de las nuevas tecnologías.

LEER MÁS:  A la luz del conflicto por venir: el juego geopolítico en occidente

El año pasado, Bolivia expulsó a la Usaid de su territorio y mostró evidencias de sus actividades para so­cavar el gobierno de Evo Morales.

Asimismo, Ecuador prohibió re­cientemente a esa institución financiar proyectos en el país.

(Fuente: Granma

cargando...