Regeneración, 23 de febrero. A través de una solicitud dedicada a la Cámara de Diputados, la Unidad Especializada en Investigación de Operaciones con Recursos de Procedencia Ilícita, Falsificación o Alteración de Moneda de la Fiscalía General de la República (FGR) solicitó el desafuero del gobernador panista de Tamaulipas, Francisco García Cabeza de Vaca.

La información dada a conocer señala que el gobernador de Tamaulipas estaría involucrado en un caso de enriquecimiento ilícito y defraudación fiscal equiparada.

A través de su cuenta de Twitter, el diputado federal y presidente de la Junta de Coordinación Política, Ignacio Mier, señaló que le fue notificada esta información.

«Hoy fui notificado que la Cámara de Diputados recibió la solicitud de declaratoria de procedencia en contra del gobernador de Tamaulipas Francisco García Cabeza de Vaca por la probable comisión de los delitos de delincuencia organizada y operaciones con recursos de procedencia ilícita», escribió el también líder parlamentario de Morena en el Palacio de San Lázaro.

El recurso que solicitara la FGR deberá ser ratificado el próximo jueves ya que se establece como causas de la solicitud la probable comisión de los delitos de delincuencia organizada, operación con recursos de procedencia ilícita y defraudación fiscal equiparada.

Diputados aprueban en lo general la Ley de la Industria Eléctrica

En caso de ser ratificada la demanda del Ministerio Público, esta sería turnada a la Sección Instructora de la Cámara de Diputados para determinar si se inicia o no el procedimiento de desafuero del gobernador del estado de Tamaulipas.

Hay que recordar que previamente, Francisco Javier Cabeza de Vaca fue denunciado por enriquecimiento ilícito de más de 951 millones de pesos, derivado de esa denuncia, la Unidad de Inteligencia Financiera y el Ministerio Público integraron la carpeta de investigación y han podido acreditar que entre abril y diciembre de 2019

En este tiempo se realizaron triangulaciones financieras que le reportaron ingresos por 42 millones de pesos de una empresa fachada que no cuenta con empleados, capital ni antecedentes de declaraciones fiscales, denominada TC12.

Le tiran las cifras del aeropuerto a la ASF; estaban infladas 75%