Compartir

Alrededor de las 07:15 horas, el temido huracán Florence tocó tierra en Carolina del Norte en Estados Unidos.

 

Regeneración, 14 de septiembre de 2018.- El enorme Huracán Florence, que desde el espacio sorprendió a los científicos, tocó tierra este viernes, alrededor de las 07:15 horas, tiempo local, en Carolina del Norte y ya causó varios daños.

Florence se mueve hacia el noroeste con vientos de 155 kilómetros por hora; pasará por Carolina del Norte y Carolina del Sur, principalmente.

Vientos y lluvias fuertes ya se viven en la zona, y pese a su degradación a la categoría 1 en la escala de 5 de Saffir-Simpson, el huracán es muy peligroso, advirtió el Centro Nacional de Huracanes (NHC).

Una cadena de televisión, realizó una animación que indica hasta dónde podría llegar el agua.

Más de un millón de personas en la costa de Carolina del Norte, Carolina del Sur y Virginia fueron instadas a evacuar las zonas en las que viven, y miles acudieron a los refugios de emergencia instalados por las autoridades.

LEER MÁS:  EU se divide: demócratas ganan mayoría en Cámara Baja y republicanos el Senado

Florence mantiene su potencial de marejadas ciclónicas a lo largo de las costas de Carolina del Norte y Carolina del Sur, y puede quedarse estancado durante una par de días, causando intensas lluvias en amplias zonas de la costa sureste estadounidense, destacan los expertos. Se estima que en tres días lloverá lo que normalmente llueve en ocho meses.

Brock Long, director de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA), pidió a no bajar la guardia “solo porque la velocidad del viento bajó”.

LEER MÁS:  Migrantes: dos imperativos

En tanto, Steve Goldstein, director de la agencia Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA), advirtió que “se producirá un aumento del nivel del agua de 1,8 a 2,7 metros”.

Según el Servicio Nacional de Meteorologia (NWS), unos 4.9 millones de personas sufrirán precipitaciones de más de 250 mm en los cinco próximos días.

“Las inundaciones tierra adentro pueden ser letales y van a ocurrir”, advirtió Brock Long.

“Habrá daños de infraestructura, y cortes de energía que podrían durar días o incluso semanas”.

Duke Energy, una empresa eléctrica presente en las dos Carolinas, estimó que unos tres millones de clientes se van a quedar sin electricidad por la tormenta y que podrían tardar hasta una semana en restaurar el servicio.

Si quieres informarte más, visita: Regeneración

loading...

Comentar con facebook