Un futbolista murió luego de recibir un rodillazo en la cara y pararse a reclamar.

 

Regeneración 23 de mayo de 2016.- Un futbolista de 24 años, Micael Favre, murió tras ser golpeado accidentalmente en la cabeza con la rodilla de un rival en un encuentro de la Liga de Colón en Argentina.

El incidente se presentó cuando Favre era perseguido por un defensor y ambos tropezaron, lo que suscitó que recibiera un golpe con la rodilla.

El jugador se paró a discutir, por lo que un rival corrió y le dio un manotazo ocasionando que el jugador cayera hacia atrás.

LEER MÁS:  Video: Reportera recibe nalgada en plena transmisión

Luego sufrió convulsiones y fue trasladado en una ambulancia al hospital San Benjamín de Villa Elisa, donde no pudieron evitar su muerte.

En la cancha han muerto otros atletas por fracturas de cráneo, convulsiones derrames o infartos.

Vía 24 Horas