Grupo México negó que el plomo y arsénico localizados en pozos y domicilios particulares estén relacionados con el derrame de 2014

Regeneración a 28 de noviembre de 2020. Una vez más Grupo México se deslindó de los metales pesados que fueron hallados en agua de consumo humano en siete municipios de Sonora.

La empresa negó que el plomo y arsénico localizados en pozos y domicilios particulares estén relacionados con los 40 millones de litros de lixiviados de sulfato de cobre acidulado que la mina Buenavista del Cobre derramó sobre el caudal de los ríos Bacanuchi y Sonora en agosto de 2014.

Por su parte, los Comités de Cuenca Río Sonora (CCRC) publicaron un oficio con fecha del 11 de noviembre en el que la Cofepris confirmó la presencia de exceso de metales pesados en agua de consumo humano representando un grave riesgo para la población.

LEER MÁS:  Realizan “gran bailazo” en Sonora sin guardar medidas sanitarias
Pozos con arsénico

Un muestreo realizado por el organismo en marzo se encontró que 98.28% de los 59 pozos y domicilios estudiados rebasó los límites de arsénico y 35.42% excedió los de plomo de la NOM-127-SSA1-1994.

Otro muestreo realizado en julio reveló que, de 69 muestras en pozos y domicilios, incluidos dos en Hermosillo, 89.85% y 57.81% excedió las cantidades permitidas en la NOM de arsénico y plomo.

Tras difundirse dicha información, Grupo México argumentó:

«La Cofepris está en lo correcto. Debido a la geología de la zona, el agua del Río Sonora contiene ancestralmente metales pesados«.

«De acuerdo con geólogos y especialistas, la mineralización del Río Sonora inició hace al menos 12 millones de años».

Indicó que las aguas de lluvia que recibe de las montañas acarrean partículas de roca con minerales.

LEER MÁS:  Realizan “gran bailazo” en Sonora sin guardar medidas sanitarias

Respecto al desastre ecológico de 2014 aseguró que los metales se recuperaron en su totalidad.

Señaló que los que se encontraron no están relacionados con la actividad minera que realiza en la región.

Indicó que los resultados del monitoreo presentado en el oficio de la Cofepriscarece de todo fundamento”.

Los Comités exigieron a las autoridades federales y de Sonora que informen a la población sobre la contaminación del agua.

Además pidieron que se reubiquen los pozos e instalen plantan potabilizadoras para filtrar los metales.