Compartir

Jacinda Ardern, primera ministra de Nueva Zelanda, amplió prestaciones a madres y padres primerizos. Luego de dar a luz, su esposo se quedará en casa

Regeneración, 3 de agosto de 2018.- La primera ministra de Nueva Zelanda, Jacinda Ardern, regresó a su trabajo este jueves, un mes y medio después de dar a luz a su hija, Neve Te Aroha.

Ardern es la segunda mujer del mundo al frente de un gobierno que causa baja temporal por maternidad durante su mandato.

La primera fue la paquistaní Benazir Bhutto, que dio luz a su segundo hijo en 1990 durante uno de sus mandatos.

La titular del Ejecutivo neozelandés asumió de nuevo las responsabilidades el 1º de agosto, pero las ejercerá desde su casa en Auckland hasta el sábado, cuando regresará a la residencia oficial en Wellington junto a su compañero, Clarke Gayford, y su hija Neve.

“Quizás estoy entre las primeras que hacen algo que hasta ahora no ha sido muy habitual, pero un día esto será normal”, ha afirmado la primera ministra de 38 años en una entrevista a la televisión neozelandesa.

“Han sido las seis semanas más rápidas de mi vida, pero ha sido maravilloso”, expresó.

LEER MÁS:  No existe relación directa entre el aborto legal y la depresión: INP

Presidenta y madre lactante a la vez

La pequeña Neve asistirá a los debates con su madre y, tal como adelantó Ardern en varias entrevistas, la acompañará en sus viajes para continuar con la lactancia materna.

Está previsto que vaya en septiembre a Nueva York para asistir a la sesión anual de la Asamblea General de Naciones Unidas.

Jacinda Ardern, del Partido Laborista, llegó al poder en octubre de 2017 gracias a un acuerdo con los verdes y un partido nacionalista.

Durante las seis semanas de baja que tuvo Ardern, se ha hecho cargo del gobierno de coalición el ministro de Exteriores, Winston Peters, que asistirá esta semana a la cumbre que celebrarán en Singapur los países del sudeste asiático.

Jacinda es la jefa de gobierno (mujer) más joven del mundo.

Dio a luz en un hospital estándar de Nueva Zelanda, es decir, no tuvo ningún trato especial para su parto, y tan sólo dos días después del nacimiento de su bebé, la presentó en una conferencia de prensa para los noticieros nocturnos de su país.

Para nombrar a la bebé, Ardern pidió que varias tribus de su país que le brindaran opciones y de entre ellas, eligió Te Aroha, que significa “El amor”, lo cual para ella representa todos los nombres que fueron enviados, y nombró a su bebé Neve Te Aroha.

LEER MÁS:  NFL tendrá porristas varones por primera vez

La primera ministro no está casada, solo vive con su pareja, Clarke Gayford, presentador de un programa de televisión.

Él ha decidido dejar su trabajo por un tiempo, para que después de las 6 semanas de maternidad, Jacinda regrese a dirigir el país. Para él, esta decisión simplemente fue lógica.

Justo una semana después de dar a luz, la madre primeriza introdujo un Paquete Familiar de 5 mil millones de dólares neozelandeses, basado en que los primeros años de la vida de un bebé son los más importantes, por lo que el paquete incluye 60 dólares neozelandeses por semana para las familias con un recién nacido, y unos 700 extra para los gastos de calefacción en el invierno.

También incrementó el permiso pagado para los padres nuevos de 18 a 22 semanas y anunció todo esto desde su sofá, por medio de Facebook, después de amamantar a su bebé.

Jacinda Ardern, no pretende esconder los signos de la maternidad, mucho menos fingir que es una especie de superhumana. La mandataria volvió hoy a su oficina después de seis semanas de licencia por el nacimiento de su hija, Neve Gayford.

LEER MÁS:  Veracruz: Madre de 4 asesinada por esposo mientras amamantaba

Sin buscarlo, la primera ministra ha pasado a ser una pionera en materia de género y crianza de los hijos.

Según expuso The New York Times Ardern dijo que estaba preparada para hacer malabares con sus dos responsabilidades.

“Podría estar en una conferencia de prensa con un pequeño derrame en mi ropa”, dijo a los periodistas sobre su nueva realidad, y agregó que ella y su familia “harán que funcione”.

Después de todo, ella ya había adelantado en enero, cuando dio a conocer la noticia de su embarazo, que no sería la primera mujer en “trabajar y tener un bebé”, ni en realizar múltiples tareas.

Aclaró que es consciente de los privilegios que tiene con respecto a otra mujeres que tienen que afrontar todos los días múltiples tareas a la par de la maternidad.

En su caso particular, agradece el apoyo de su pareja, Clarke Gayford, de 40 años, que ahora se convertirá en un padre que se queda en casa, pero “no en una niñera”.

Con información de Europa Press

Si quieres informarte más, visita: Regeneración

loading...

Comentar con facebook